El temple de Marchesín

El portero argentino fue la figura de América en los Cuartos de Final de la Copa, Agustín reitera que en Coapa la exigencia es pelear por todo

Agustín Marchesín, la figura de América en la Copa MX
Agustín Marchesín, la figura de América en la Copa MX (Imago7)

Ciudad de México

Miguel Herrera dice tener al mejor portero de México, lo apuntó hace una semana antes de que América fuera a la cancha de Rayados a explorar sus capacidades. El sábado, Agustín Marchesín dio muestras de sus capacidades, sobre todo en dos mano a mano en los que el argentino salió vencedor ante Avilés Hurtado y Jorge Benítez. En los goles no pudo hacer mucho, en el primero hubo cadena de fallas y en el segundo Avilés lo fusiló desde los once pasos, pero Marche dejó muestras de sus capacidades.

Agustín es de esos porteros que cumplen con las características que todo entrenador desea: seguro bajo palos, solvencia en el juego aéreo, juego de pies, reflejos, pero sobre todo que dea un atajador. No es mentira que si América ha salido airoso en varios compromisos o con un daño inferior se debe en gran parte al desempeño del portero, un tipo que vive de alejar el peligro.

El miércoles, cuando América volvió a tener momentos de inconsistencia, el arquero apareció en el momento más oportuno para evitar un bochorno. El partido de Copa contra Querétaro de alargó hasta la ruleta de los penales, una serie que lo puso mano a mano contra Tiago Volpi, otro guardameta de amplias credenciales. Solo uno se iría con el puño en alto.

La batalla no la empezó ganando en los cobros, sino en los instantes previos, cuando transmitió seguridad a sus compañeros, dio el primer paso para que el grupo tuviera seguridad y no lo invadiera la duda, Miguel Herrera reveló que Marchesín comentó que detendría dos tiros. Fue una premonición. Desde el primer tiro de los Gallos, Marchesín empezó a ganar la batalla psicológica y detuvo el tiro de Miguel Martínez. En el cuarto tiro de Everaldo Stum aguantó hasta el último y con un manotazo le dio el pase a las Águilas a las semifinales de la Copa.

Fue una noche en la que el americanismo, gracias a Marchesín, siguió con posibilidades del doblete. Una jornada en la que el portero se fue a casa escuchando como la grada coreaba su nombre, lleva menos de un año en el club y ya se ha convertido en un líder indiscutible, pese a que en enero hubo quiénes se atrevieron a cuestionar su fichaje, pero hoy está convertido en un tipo que da puntos al América y no se achica en los momentos de estrés.

De nuevo Miguel Herrera le elogió en la sala de prensa, no era para menos, la solvencia de su arquero evitó lo que hubiera sido el primer gran tropiezo del cuadro azulcrema. Pero Marche guardó la calma, no se pavoneó, sino que repartió crédito a todos sus compañeros, porque sabe que los méritos no son indivuales, sino colectivos.

"Por suerte se dio, he tenido suerte, el trabajo del club es muy bueno y gracias al trabajo de ellos se debe el triunfo del equipo, estoy contento por haberle cumplido a los chicos. Creo que los 90 minutos fuimos superiores, pero nos topamos con Volpi que tuvo una gran noche, para mí es uno de los mejores arqueros del torneo. Sufrimos demás, pero nos llevamos la clasificación y creo que por el trámite del partido fue lo más justo, por las situaciones que generamos, fuimos totalmente superiores y con el gol de ellos se complicó un poco más, pero por suerte pudimos ganar que era lo que deseábamos".

Con América, Marchesín ya había detenido cinco penales antes de la tanda del miércoles. El torneo pasado le atajó uno a Fernando Uribe de Toluca en Liga. En la Copa le atajó dos a Coras, el primero a Juan Ángel Neira y el segundo a Wiliam Oswaldo Guzmán. En el actual Apertura 2017 le detuvo otro a Milton Caraglio de Atlas y el último fue a Gustavo Bou de Xolos, ambos en Liga. 

Si bien el portero apuntó que no había preparado de manera específica la tanda de penales, reconoció que el área de inteligencia que hay en el club le ayuda con ese tipo de situaciones. "Uno nunca se prepara para los penales, pero la gente de inteligencia deportiva trabaja muy bien y creo que en conjunto hicimos un muy buen trabajo".

Marchesín apuntó que el triunfo era necesario, porque en Coapa existe ese reglamento no escrito de que deben pelear por cada torneo en el que esté de por medio el prestigio del club. "Somos América, somos más grandes que cualquier equipo de México, nos preocupamos por nosotros y esa es la grandeza del club, que tenemos que ganar todo más allá de lo que pase con el rival en turno, está la obligación de ganar cada fin de semana. En este equipo no tenemos amistosos ni entrenamientos, acá tenemos que ganar todo, acostumbraros a ganar todo y que nos duela perder hasta en los entrenamientos, es la mentalidad que tenemos que tener en esta institución".

El portero desechó que el juego contra Monterrey en la semifinal de Copa sea una revancha de la derrota que sufrieron en la Liga hace unos días, porque "en el futbol no existen las revanchas, es un partido aparte, vamos a ir a ganarlo y tenemos con qué, el partido de Liga fue muy parejo, tuvimos dos errores muy claros en los cuales nos convierten, pero creo que el partido fue muy parejo". Espera que pueda estar presente, pero todo dependerá de la fecha en que sea programado, porque en la Fecha FIFA él estará convocado con Argentina. "La convocatoria ya está, es difícil para la Liga parar los partidos y con lo que pasó se hace difícil acomodar partidos, vamos a ver qué pasa".

Por último, señaló que esperan logran una victoria en Liga ante el Puebla mañana por la noche para volver a los primeros sitios de la clasificación y porque quieren llegar en el mejor estado moral y futbolístico a la Liguilla. "El partido del sábado será difícil y también muy importante, sobre todo para terminar entre los primeros que es lo que deseamos, hay que terminar de la mejor manera para arrancar la Liguilla bien preparados".