“El campeonato es una obligación”: Marchesín

El portero del América apuntó que en el equipo existe el deseo de corresponderle a su afición como se merece: clasificando y peleando por el título

Agustín Marchesín durante la pretemporada de América
Agustín Marchesín durante la pretemporada de América (Mexsport)

Cancún

Agustín Marchesín vivió su primer torneo en América con sentimientos encontrados, fue un vaivén de emociones. Se habló tanto de su llegada y las comparaciones con Moisés Muñoz, pero con buenas actuaciones enterró los cuestionamientos, incluso pasó por una racha inmejorable, manteniendo la imbatibilidad de su arco en el Estadio Azteca, se resistía a ir por la pelota al fondo de la red en su propia casa, pero eso también se esfumó en el momento menos oportuno, en los últimos partidos en casa y con goles que terminaron por dejar fuera a las Águilas de la Liguilla.

La eliminación de la fase final le caló mucho al arquero, porque sus expectativas siempre han sido altas y su gen competitivo lo lleva a exigirse lo mejor de sí en cualquier sitio por el que ha pasado.

"Obviamente, no calificar fue un golpe muy duro, no soy de esa clase de jugador que se va de vacaciones y se olvida de todo; realmente me tocó estar mal porque tenía otra ilusión, otro pensamiento, el deseo que era llegar hasta la Final, no se dio de esa manera y es difícil, uno nunca se debe acostumbrar a perder y creo que esta derrota nos debe servir a todos para darlo todo en el siguiente torneo, para no guardarnos nada desde la primera fecha; creo que por ahí perdimos muchos puntos en las fechas iniciales y después lo terminamos pagando caro, porque hubo un momento que lo hicimos muy bien y ganamos. No podemos regalar nada en un futbol que es tan parejo", dijo.

Marche cree que el Apertura 2017 será diferente, sobre todo porque el equipo tendrá una base física con el trabajo que realizaron en Playa del Carmen y porque estarán de vuelta elementos a los que se les echó de menos, lo anterior sumado a la energía que El Piojo Herrera le ha transmitido a sus jugadores.

"Las derrotas te enseñan a crecer, a ser mejor jugador, a veces te enseñan más que la victoria, pero en este club tenemos la obligación de tener más triunfos que derrotas; sabemos que estamos en deuda con la afición, con nosotros mismos, y tenemos muchas cosas por mejorar. Ahora viene una etapa en la que vamos a recuperar a muchos lesionados que por ahí fueron varios golpes para el equipo y a tratar de dar lo mejor, porque la obligación de este equipo es pelear el campeonato", valoró el portero.

Agustín es claro, incluso llega a decir que todos deben estar en esa sintonía, empezar a meterse en la cabeza esa idea de que tienen que ser protagonistas y no meros animadores.

"El que no tiene ese pensamiento de que hay que lograr el campeonato, no se merece estar acá, porque es una institución en la que la obligación es pensar en eso, en el campeonato. Debemos pensar en eso y desde estos días el que no dé el cien en los entrenamientos no se merece vestir esta playera, porque es un privilegio estar acá, así que tenemos que darlo todo por este equipo, porque es lo mínimo que podemos hacer ante semejante confianza y oportunidad".

El guardameta lo habla desde adentro, porque él llegó al América con la idea de trascender, de tener proyección y, sobre todo, éxito deportivo, admite que su aterrizaje en el club fue algo grande, porque empezó a ver la magnitud de lo que es y generan las Águilas.

"Uno sabe el lugar que ocupa y en el que está, somos privilegiados por estar acá, es la oportunidad de mi vida, ser el reflector de mucha gente y de muchos periodistas, uno entiende que si las cosas van bien pueden hablar bien de uno y si no, pues no, pero sé que debo darlo todo, por estar en América y porque en lo personal me entrego al cien en el lugar en el que estoy, y este fue el salto que siempre soñé en mi carrera. Acá se piensa en ir por todo lo que juguemos, hay que ser conscientes que mucha gente paga su boleto para vernos y nos debemos a ellos", asegura.

Sin embargo, dice que ha aprendido a no mirar atrás, sino pensar en que el futuro puede ser mejor, por lo que Agustín cree que en el plano personal no ve el Apertura 2017 como un certamen para la revancha: "Siento que en el futbol no hay revanchas, lo que perdiste ya no lo recuperas. Vengo con muchas ganas".