Ambríz, sin reproches para Benedetto y Sambueza

"A mis jugadores no les puedo reprochar nada, menos a mi capitán (Rubens Sambueza), Darío (Benedetto tiene un temperamento fuerte; lo tienen en la sangre", expresó el entrenador azulcrema

Roja para Benedetto dejando al América con nueve en el campo
Roja para Benedetto dejando al América con nueve en el campo (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Ignacio Ambriz sabe del temperamento que tienen Rubens Sambueza y Darío Benedetto, por lo que no recriminará sus expulsiones durante la derrota que Tigres le propinó a las Águilas del América por uno a cero en la cancha del Estadio Azteca.

"A mis jugadores no les puedo reprochar nada, menos a mi capitán (Rubens Sambueza), Darío (Benedetto tiene un temperamento fuerte; lo tienen en la sangre, yo igual soy, simplemente no estuvimos concentrados para terminar once contra once. No hay nada que reprochar a esos jugadores".

Incluso, el director técnico azulcrema, durante la semana, hablará con ambos futbolistas para conocer su versión, ya que Darío y Rubens señalaron un maltrato arbitral por parte de César Ramos Palazuelos.

"Hablaré con ellos; me gusta que mi equipo juegue, pero necesito hablar con ellos y ver qué fue lo que pasó, sentarme con Ricardo (Peláez) y ver qué puede proceder, desgraciadamente están las expulsiones y merma un poco en lo que pretendíamos, tener esa racha buena".

Sin embargo, en el plantel amarillo hay con quiénes suplir las bajas de los argentinos, consideró Ambriz antes del duelo de media semana contra el Ferretti en la fase de grupos de la Concachampions. "Rubens es un tipo que pesa mucho, nos tenemos que preparar, tengo gente con la que podemos suplirlo, hoy nos tenemos que ajustar y hay que pensar en Ferretti". Sobre la consumación de la caída en el Coloso de Santa Úrsula,

'Nacho' puntualizó que "me dolería más perderlo once contra once, es un partido muy diferente, el accionar es distinto, me sentiría mal; perdemos una racha importante pero hay que sacar buenas con conclusiones y hay que mantener los pies en la tierra para seguir trabajando".

A pesar de que los pupilos Ricardo Ferretti contaron con hasta dos hombres más en el campo, el gol vía penal de André Pierre Gignac fue el único peligro que concretaron; sin embargo, "nunca pierde el orden, nos faltó en el once contra once paciencia; podemos rescatar hasta antes de las expulsiones", abundó Ambriz.

"Teníamos que tener tranquilidad, estar al pendiente del contragolpe; con el orgullo, intentar a través de un contragolpe para tratar de empatar. Soy respetuoso con el rival, fuimos intentando; después los cambios que hago, que me da mucho Darwin (Quintero) y Arroyo, que son tipos más veloces, por ahí tuvimos una y 'Micky', si se apura un poquito mas, pudo haber tenido ocasión de gol y nos empezó a generar algo de peligro".