La evolución de Rubens

El ahora capitán del América, tardo varios años en brillar en el futbol mexicano

Rubens ha pasado por tres equipos en México
Rubens ha pasado por tres equipos en México (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

Hablar en estos días de Rubens Sambeza es hablar de clase, gambeta, garra, liderazgo, de un ídolo que tiene en la bolsa a la afición, cuerpo técnico y directivos del América, pero llegar a ese estatus no ha sido fácil para el mediocampista argentino.

Desde su primera incursión en el futbol mexicano en 2007 cuando vino a Pumas, tuvieron que pasar ocho años para que hoy en día salga el presidente de las Águilas a decir que "es un jugador extraordinario", y que "si se acaba su contrato se lo alargarán".

Cedido a préstamo un año con opción a compra por River Plate, Rubens llegó al conjunto Universitario entonces comandado por Ricardo Ferreti. A su arribo, el argentino se mostró contento y con la ilusión de triunfar en el balompié nacional, "Vengo con todas las pilas a sumar y espero que me vaya bien", mencionó entonces.

Pero no fue así, en los dos torneos que disputó con Universidad, Sambueza acumuló 2 mil 336 minutos en 35 partidos, completando los 90 en solo siete de ellos, además de marcar únicamente cuatro goles.

SAMBUEZA acumuló 2 mil 336 minutos en 35 partidos con Universidad 

Por el contrario, Rubens vio el cartón amarillo en diez ocasiones, un jugador muy indisciplinado para los esquemas de Ferreti. Al final de la temporada el club no hizo válida la compra, situación por la que salió algo molesto, "Me dolió y me molestó un poquito, me hubieran dicho desde un principio que no había dinero o que iban a jugar los siguientes torneo con chavos", comentó en su momento.

Para el 2009 Rubens vivió su segunda etapa en el futbol mexicano cuando llegó a Estudiantes Tecos, durante sus primeros años estuvo al mando de Miguel Herrera, quien sería el encargado de posteriormente llevarlo al América.

Con Estudiantes tampoco vivió la mejor de sus épocas, el argentino jugó 6 torneos para los 'Tecolotes' en los que disputó 86 encuentros y anotó 9 goles, la indisciplina continuaba (31 amarillas y dos rojas), incluso fue separado del grupo y enviado a jugar a la sub 20.

Para el Clausura 2012, los de Guadalajara perdieron la categoría al mismo tiempo que Miguel Herrera se encaminaba para dirigir al América, las situaciones se combinaron y después de algunas negociaciones, Rubens llegó ilusionado al conjunto de Coapa, "Todo jugador sueña estar en un club grande del futbol mexicano", exclamó sobre su llegada al nido.

Acumuló 16 encuentros y 4 goles en su primer torneo con América 

Pero en América tampoco le fue fácil, Rubens aseguraba que no sentía presión pues en "River había vivido cosas similares", sin embargo la primer temporada se llevo la rechifla de la afición en varias ocasiones, en el Apertura 2012 acumuló 16 encuentros y 4 goles.

La segunda temporada (Clausura 2013) fue mejor para el argentino, quien se contagió del buen juego colectivo y comenzó a brillar en lo individual. América fue campeón frente a Cruz Azul.

Llegó Mohamed y con él los mejores números para Rubens, en el Clausura 2014 tuvo su mejor torneo, al alinear en 16 partidos y completar los 90 minutos en 11 de ellos, además de marcar cuatro goles.

Pero la cima de su carrera llegó en el Apertura 2014, cuando fue pieza clave en el campeonato del América, en 15 juegos y mil 116 minutos, Rubens conquistó a la afición.

Ahora, con Gustavo Matosas Rubens acumula 1301 minutos, ha participado en todos los encuentros de Liga, es capitán del equipo y acaba de conquistar el pasado miércoles la Liga de Campeones de la Concacaf, primer título internacional con América y su tercero desde que llegó al club.