La mano de Ricardo Peláez en el América

El director deportivo de las Águilas cumplirá el próximo mes de noviembre tres años (en dos etapas) en el nido

Ricardo Peláez, en una charla con Antonio Mohamed
Ricardo Peláez, en una charla con Antonio Mohamed (Mexsport)

Ciudad de México

Atrás quedaron esos torneos fatídicos del América, como el Apertura 2011, donde los de Coapa sumaron únicamente tres victorias de los 17 partidos que disputaron; incluso, coqueteó con el descenso.

La solución: Ricardo Peláez. El ex jugador azulcrema fue presentado en el nido como su nuevo director deportivo en noviembre del 2011, con el fin de rescatar a un equipo sumido en la mediocridad; los resultados no se presentaron a largo plazo, ni sustancialmente: fueron inmediatos.

En un doble periodo, Peláez le dio otra cara al equipo, desde el rescate de sus fuerzas básicas, la elección de directores técnicos y la contratación de refuerzos. El América recuperó protagonismo. .

LA GESTIÓN DE PELÁEZ

DIRECCIÓN TÉCNICA

Miguel Herrera y Antonio Mohamed han sido los únicos entrenadores que han desfilado por el banquillo del América durante estos casi tres años de gestión de Ricardo, mismo número de estrategas que dirigieron al equipo en seis meses un torneo antes de su arribo.

De no ser por el llamado de Miguel Herrera a la selección mexicana, seguramente seguiríamos hablando de un solo entrenador en el club.

En general, los dividendos entregados por ambos cumplen con las expectativas, pues en todos los torneos bajo su gestión, el equipo ha clasificado a todas las Liguillas; además, logró la onceava corona en sus vitrinas.

REFUERZOS

Oribe Peralta, Moisés Muñoz, Osvaldo Martínez, algunos de los elementos que han llegado bajo la tutela de Ricardo en la dirección deportiva.

Jugadores que, a pesar de sus errores, no tardaron en adaptarse a la filosofía que Peláez busca en el equipo, y que se han ganado un cariño especial por la afición.

LA CANTERA

Si bien, los directores técnicos se encargan de dar minutos a las promesas de la casa americanista, Peláez ha expresado muchas veces su deseo de resurgir a las fuerzas básicas del equipo.

"Lo que más contentos nos deja es la preparación y la educación integral que reciben los chavos. Estamos trabajando bastante bien en fuerzas inferiores, en cualquier categoría, y creo que vamos por buen camino", comentó el directivo al respecto.

Raúl Jiménez es el ejemplo: uno de sus últimos artilleros hechos en casa, a pesar del trabajo que le costó ganarse un puesto titular; triunfó y fue pieza clave en la obtención del último campeonato.

Hoy, Jiménez defiende los colores del actual campeón de España, el Atlético de Madrid.