Peláez y Ambriz a evaluación

El presidente deportivo señala que será el Consejo de futbol de Grupo Televisa el que evalúe la continuidad de él y de Ricardo Peláez

Ricardo Pelaéz e Ignacio Ambriz
Ricardo Pelaéz e Ignacio Ambriz (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Sale el sol en Osaka, no hace tanto frío como en días pasados, pero el entorno de América es gélido. La derrota ante el Guangzhou de China y la no posibilidad de enfrentar al Barcelona de España que era el objetivo trazado para esta competición han generado un ambiente de nostalgia. Ricardo Peláez, presidente deportivo de las Águilas salió a dar a cara tras la derrota.

Previo al entrenamiento de este lunes, el directivo dijo que su continuidad como la de Ignacio Ambriz serán evaluadas por los altos mandos y serán ellos los que determinen si ambos se mantienen en sus respectivos cargos o no.

"Son dos tipos de análisis, ante nuestros seguidores no hay excusas, se perdió el pase a la Final del futbol mexicano y después venimos con una gran ilusión y muy comprometidos a tratar de trascender en el Mundial de Clubes y no lo logramos, no hay pretextos, simple, y sencillamente es un fracaso, en esta institución el no cumplir con los objetivos que nos hemos trazado, habíamos cumplido con la calificación a Concachampions con la clasificación a la Liguilla, con pasar a la semifinal y ahí nos atoramos. Ahora es un fracaso porque teníamos mucha ilusión de hacer un buen papel. Ese es el análisis que hacemos ante nuestra afición".

Ricardo prosiguió y dio que "en un análisis mucho más profundo e interior para nosotros y así lo tenemos que hacer es por qué sucedió esto. Estoy convencido de que el pase a la gran Final y el haber ganado ayer, no nos ganó el rival, ni nos ganó Pumas ni nos ganó el equipo chino, perdimos nosotros contra Pumas y perdimos contra el equipo chino por qué, porque fuimos superiores en el terreno de juego y no lo pudimos reflejar en el marcador, esa es la conclusión interna a la cual llegamos".

Eso sí, Peláez no dudó en ofrecerse como saco de todos los golpes, porque él es quien comanda la parte deportiva y el máximo responsable en esa parcela.

"Ayer escuchaba a Nacho decir que él es el responsable; sí, los jugadores también me lo han manifestado, nosotros somos responsables, tenemos que tomar decisiones en la cancha y no supimos hacerlo, el técnico también lo siente. Pero finalmente el máximo responsable deportivo como presidente deportivo del club América soy yo. Yo soy el responsable el que quita y pone técnicos y junto con los técnicos yo soy el que trae a los jugadores, por lo tanto el armado del plantel y la decisión de traer a un técnico o a otro es totalmente mía, arriba de mí hay un Consejo y no puedo hablar (de lo que vendrá) para prevenir las siguientes preguntas si se va a quedar Nacho Ambriz, no me pueden hacer esa pregunta porque primero no sé si me voy a quedar, cuando sepa si me quedo yo podré responder sobre la continuidad del técnico y los jugadores".

Sale el sol en Osaka, no hace tanto frío como en días pasados, pero el entorno de América es gélido. La derrota ante el Guangzhou de China y la no posibilidad de enfrentar al Barcelona de España que era el objetivo trazado para esta competición han generado un ambiente de nostalgia. Ricardo Peláez, presidente deportivo de las Águilas salió a dar a cara tras la derrota.

Previo al entrenamiento de este lunes, el directivo dijo que su continuidad como la de Ignacio Ambriz serán evaluadas por los altos mandos y serán ellos los que determinen si ambos se mantienen en sus respectivos cargos o no.

“Son dos tipos de análisis, ante nuestros seguidores no hay excusas, se perdió el pase a la Final del futbol mexicano y después venimos con una gran ilusión y muy comprometidos a tratar de trascender en el Mundial de Clubes y no lo logramos, no hay pretextos, simple, y sencillamente es un fracaso, en esta institución el no cumplir con los objetivos que nos hemos trazado, habíamos cumplido con la calificación a Concachampions con la clasificación a la Liguilla, con pasar a la semifinal y ahí nos atoramos. Ahora es un fracaso porque teníamos mucha ilusión de hacer un buen papel. Ese es el análisis que hacemos ante nuestra afición”.

Ricardo prosiguió y dio que “en un análisis mucho más profundo e interior para nosotros y así lo tenemos que hacer es por qué sucedió esto. Estoy convencido de que el pase a la gran Final y el haber ganado ayer, no nos ganó el rival, ni nos ganó Pumas ni nos ganó el equipo chino, perdimos nosotros contra Pumas y perdimos contra el equipo chino por qué, porque fuimos superiores en el terreno de juego y no lo pudimos reflejar en el marcador, esa es la conclusión interna a la cual llegamos”.

Eso sí, Peláez no dudó en ofrecerse como saco de todos los golpes, porque él es quien comanda la parte deportiva y el máximo responsable en esa parcela. “Ayer escuchaba a Nacho decir que él es el responsable; sí, los jugadores también me lo han manifestado, nosotros somos responsables, tenemos que tomar decisiones en la cancha y no supimos hacerlo, el técnico también lo siente. Pero finalmente el máximo responsable deportivo como presidente deportivo del club América soy yo. Yo soy el responsable el que quita y pone técnicos y junto con los técnicos yo soy el que trae a los jugadores, por lo tanto el armado del plantel y la decisión de traer a un técnico o a otro es totalmente mía, arriba de mí hay un Consejo y no puedo hablar (de lo que vendrá) para prevenir las siguientes preguntas si se va a quedar Nacho Ambriz, no me pueden hacer esa pregunta porque primero no sé si me voy a quedar, cuando sepa si me quedo yo podré responder sobre la continuidad del técnico y los jugadores”.

 

MAL CANALIZADO

Peláez también abordó el tema de lo que ocurrió entre Rubens Sambueza y Darwin Quintero, cuando éste último lanzó un cabezazo al capitán en pleno partido, una situación que entiende, pero que asegura está mal canalizada.  

“Creo que hay una confusión en lo que ha dicho Nacho, que bueno que se peleen, pero no es que qué bueno que se peleen, eso te habla de que el jugador tiene la sangre caliente, es gente que vive el encuentro que quiere ganar y no se conforma con ‘ya nos metieron el gol y ni modo’, que bueno que el equipo tenga esa sangre y que mal canalizado está por parte de los jugadores”.

Añadió que ambos jugadores ya hablaron y solucionaron el problema y no habrá ninguna represalia y en caso de continuar al frente de la parte directiva, se ha trazado como objetivo que el equipo se ubique como uno de los más disciplinados, porque a mitad de torneo hubo una reunión en la que hablaron y lograron mejorar ese aspecto, pero en los últimos partidos volvieron a caer en situaciones que perjudicaron al colectivo.

Además, dijo que también tenían una pena grande para con el dueño Emilio Azcárraga, quien salió muy molesto del estadio cuando las Águilas permitieron el segundo gol de los chinos. “Entiendo perfectamente su molestia y estamos muy apenados con él, porque hizo un viaje muy largo y no se pudo llevar una satisfacción, que es lo que siempre queremos darle a nuestro aficionados no solo al dueño”.

Por otra parte, dijo que Rubens Sambueza ya firmó su renovación de contrato y que de otros posibles refuerzos se hablará hasta saber si se mantiene en el puesto. También, dijo que no entiende por qué otros directivos del futbol mexicano no respetan el código de ética y se burlan de América, pues cree que antes deberían de ver cómo están sus equipos, antes de cuestionar el desempeño de las Águilas.

Agregó que ahora en la mente se piensa en volver a ser protagonistas en la Concachampions (en la que ya están en cuartos de final) ganarla y volver el año que entra para cambiar la imagen que han dejado.