Darwin y Sambueza, sin castigo

El director deportivo de las Águilas del América, Ricardo Peláez, habló respecto al incidente entre dos de sus jugadores en el Mundial de Clubes


Ricardo Peláez
Ricardo Peláez (Mexsport)

OSAKA, Japón

Ricardo Peláez abordó el tema de lo que ocurrió entre Rubens Sambueza y Darwin Quintero, cuando éste último lanzó un cabezazo al capitán luego que le reclamara el haber perdido el balón que derivó en el empate del Guangzhou, una situación que entiende, pero que asegura está mal canalizada.

“Creo que hay una confusión en lo que ha dicho Nacho, que bueno que se peleen, pero no es que qué bueno que se peleen, eso te habla de que el jugador tiene la sangre caliente, es gente que vive el encuentro que quiere ganar y no se conforma con ‘ya nos metieron el gol y ni modo’, que bueno que el equipo tenga esa sangre y que mal canalizado está por parte de los jugadores”.

Añadió que ambos jugadores ya hablaron y solucionaron el problema y no habrá ninguna represalia y en caso de continuar al frente de la parte directiva, se ha trazado como objetivo que el equipo se ubique como uno de los más disciplinados.

Además, dijo que también tenían una pena grande para con el dueño Emilio Azcárraga, quien salió muy molesto del estadio cuando las Águilas permitieron el segundo gol de los chinos. “Entiendo perfectamente su molestia y estamos muy apenados con él, porque hizo un viaje muy largo y no se pudo llevar una satisfacción, que es lo que siempre queremos darle a nuestros aficionados no solo al dueño”.

Por otra parte, dijo que Rubens Sambueza ya firmó su renovación de contrato y que de otros posibles refuerzos se hablará hasta saber si se mantiene en el puesto. También, dijo que no entiende por qué otros directivos del futbol mexicano no respetan el código de ética y se burlan de América, pues cree que antes deberían de ver cómo están sus equipos.

Agregó que ahora en la mente se piensa en volver a ser protagonistas en la Concachampions (en la que ya están en cuartos de final) ganarla y volver el año que entra para cambiar la imagen que han dejado en esta edición del Mundial de Clubes.