"Guerra" de porras calienta final en el estadio Azteca

Aficionados de ambos equipos llegaron rodeados de un operativo de la policía capitalina para evitar enfrentamientos 

Así luce el Estadio Azteca
Así luce el Estadio Azteca (Higinio Robles León )

CIUDAD DE MÉXICO

Unos 20 mil aficionados acompañan esta tarde a Tigres de la UANL en la conquista del campeonato del Torneo Apertura 2014, con estruendosos cantos y el batallador grito de "Tigueres".


Los seguidores felinos se instalaron ya en la parte alta, zona general sur del estadio Azteca, y a su alrededor hay un cordón de seguridad formado por policías capitalinos.

Por haber sido calificado como un partido de alto riesgo, los elementos de seguridad de la Ciudad de México portan casco y escudo, y están con la mirada atenta en las gradas de los seguidores de Tigres.

"Vamos a ser campeones otra vez", es la frase que destaca en sus cantos ilusionados por la coronación, en virtud de que su equipo llega con ventaja de 1-0 en el marcador global.

Cuando aparecen en las dos pantallas gigantes imágenes de los aficionados del equipo universitario, se da el festejo de los visitantes, aunque abuchean al momento en que pasan los americanistas.

Lo que sorprende es la potencia de sus gargantas para que sus cantos y coros sean un estruendo, al tiempo que los aficionados americanistas los quieren disminuir con abucheos y el canto de "Vamos América, esta noche tenemos que ganar".

Así será la guerra de porras en la tribuna, con una mayoría americanista, pero con más algarabía de los de Tigres.