Paolo Goltz piensa positivo

El central argentino que tuvo el infortunio de desviar el balón en el gol de Pumas, confía que el equipo trabajará para ajustar las fallas y mantener el tono competitivo en el Apertura 2014

Paolo Goltz, defensa central del América
Paolo Goltz, defensa central del América (Mexsport)

Ciudad de México

La salida de los jugadores de América por la zona mixta del Estadio Azteca el sábado pasado, permitió ver a un grupo dolido por haber perdido el primer clásico del curso. Había enfado por las formas en las que se dio la derrota, consideraban que no se había hecho un partido para perderlo de esa manera. Esta vez la épica no estuvo de su lado, la fortuna que habían tenido en los últimos encuentros en casa ahora fue del adversario que se llevó el botín completo.

Sin embargo, también había un dejo de serenidad, el volumen de juego que se generó y el hecho de que se hayan dispuesto de ocasiones claras para marcar generó relexiones rápidas en torno a que hay detalles por ajustar. Paolo Goltz, el defensa que tuvo la mala fortuna de que el balón le golpeara en el tiro de Dante López para que después acabara en el fondo de la portería de Moisés Muñoz, transmitió optimismo a pesar del descalabro en casa.

El central argentino dijo que esta derrota no derribará al equipo líder del certamen: "No, para nada, seguimos primeros, es una derrota, sabíamos que en cualquier momento podía pasar, pero es un grupo con mucha personalidad que lo va a saber sacar adelante. Era un clásico que queríamos ganar, y creo que se notó a lo largo del partido, hicimos un desgate bárbaro y una jugada desafortunada nos dejó con las manos vacías, salimos con mucha bronca, pero creo que hicimos un buen partido a pesar de todo".

Goltz apuntó que en las semanas en las que el equipo lograba victorias seguían trabajando para mejorar detalles, y que ahora no será la excepción. "Todos los partidos nos planteamos cosas, aún en los que nos había tocado ganar, porque siempre hay cosas que mejorar. (Contra Pumas) hicimos todo, fuimos mejores, la tranquilidad que nos queda es que creo que fuimos superiores a lo largo de los 90 minutos, creamos situaciones de peligro, y una jugada desafortunada nos dejó con las manos vacías; ahora nos tenemos que levantar en el partido que viene".

El defensa americanista dijo que dentro del vestuario hay apoyo para todos los jugadores, que a él le tocó la mala fortuna de desviar la pelota, pero no existen señalamientos hacia nadie, porque hay una buena comunión en toda la plantilla.

"Esto es un grupo, no lo ganan los delanteros, lo ganamos todos y cuando lo perdemos lo hacemos todos, es un grupo y sabemos la responsabilidad que tenemos estamos muy unidos y lo vamos a sacar adelante lo más rápido posible".

Lo único negativo que ve Goltz es que con el parón de la Liga por la Fecha FIFA tendrán que esperar para poder volver al campo y curar la herida que dejó el descalabro ante Universidad.

"Es tiempo para trabajar y para poder levantarse, cuando te pasan este tipo de derrotas quieres una revancha rápido y ahora hay que trabajar y mentalizarnos en que el próximo partido (contra Leones Negros) lo tenemos que ganar".