América, a reencontrar la constancia

Las Águilas buscarán su pase a las semifinales del Clausura 2015, y para ello cuerpo técnico y jugadores esperan que el equipo muestre la cara de los segundos 45 minutos ante Pachuca y así borrar el primer tiempo en el que resultó superado


América, tendrá que remontar si desea acceder a semifinales
América, tendrá que remontar si desea acceder a semifinales (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Parecía que la constancia se había instalado en América, por el cierre de torneo que tuvo el equipo de Gustavo Matosas, pero el arranque de la Liguilla volvió a traer a la palestra a ese equipo doble cara, que es capaz de abstraerse del juego y mostrarse pasivo en plena fiesta. Pero también con su capacidad para reengancharse para pelear por el resultado. Eso fue América en el estadio Hidalgo, un equipo disperso, faltó de conexiones, a ratos lento y sin la tensión que requiere la Liguilla, tanto que encajó tres goles en el primer tiempo. Se corrigió en el segundo tiempo, apretó los dientes y fue más sensato, rozó el empate, y aunque no lo consiguió deja la sensación de que jugando de esa manera no tendría mayores problemas para avanzar a semifinales.

Desde el cuerpo técnico atribuyen esa dualidad en el funcionamiento al desgaste que acumula la plantilla, en el último mes y medio se ha entrado en una dinámica de jugar cada tres o cuatro días, partidos capitales en los que tuvo que desgastar el cuerpo y exigirse al máximo en citas cruciales: Cruz Azul, Herediano, Chivas, Impact de Montreal, Toluca, Atlas y Pachuca (este último de Liguilla) por citar algunos. En total, 10 partidos entre abril y mayo.

“No tengo una razón específica para la irregularidad, es en lo que más hemos puesto énfasis para trabajar, son situaciones de partido que suceden”, comentaba Gustavo Matosas al final del partido contra Pachuca.

Eso sí, el entrenador azulcrema también percibió que su escuadra tardó en conectarse al partido, que sus revoluciones estuvieron por debajo de las que presentó Pachuca en el primer lapso. “Lo atribuyo, en algunos casos, al gran desgaste que ha tenido el equipo, con partidos miércoles y sábado, en algún momento eso se iba a sentir”. El propio Matosas sabe que es el momento para volver a tocar la fibra de sus jugadores, que tengan el descanso pertinente y muestren la cara del segundo tiempo en la que su imagen creció, “es lo que nos compete en estos días”, apuntó.

"La mentalidaddel equipo esque si queremos llegaral objetivo, el sábadotenemos que salir a ganar”


En el equipo se valora el resultado obtenido, porque deja a las Águilas a una victoria de lograr el pase a semifinales, sobre todo porque en los primeros 45 minutos el 3-1 parcial pudo haber sido más grande y todo se hubiera complicado más.

“Podíamos haber recibido más goles, no fue así, nos vamos con un marcador que no es tan bueno, pero mirando lo que se hizo en el segundo tiempo no es tan malo, sabiendo que dependemos de nosotros y con nuestra gente vamos a tratar de mostrar la actitud del segundo tiempo desde el primer minuto; si queremos pasar a la siguiente fase tenemos que jugar mejor que en el segundo tiempo y que no vuelva a pasar lo del primero”, reflexionó Miguel Samudio.

Por esa misma línea se manifestó Osvaldo Martínez, el mediocampista aceptó que “el primer tiempo fue totalmente para ellos, hicieron mejor las cosas, nosotros estuvimos muy pasivos, pero en el segundo estuvimos mejor”.

Asimiladas las cosas que se hicieron mal y los aspectos en los que se tienen que corregir, el equipo se siente capacitado para darle la vuelta, sobre todo porque los dos goles de visitante le conceden a las Águilas la posibilidad de que el 1-0, 2-1 y el 3-2, o alguna otra victoria con un margen mayor le darían el pase a la siguiente ronda.

“La serie está abierta, jugamos en casa, nuestro público nos va a apoyar y los jugadores van a dejar todo en la cancha”, dijo Matosas, una muestra clara de que el propio entrenador no duda de que ajustando lo necesario su equipo será semifinalista.

“Sabemos que faltan 90 minutos, lo bueno que estamos a un gol y ganando estamos del otro lado, pero hay que respetar al rival, sabemos que nos enfrentamos ante un gran rival”, apuntó Osvaldo, el guaraní quien insistió en que el grupo es “consciente de lo que queremos, sabemos que nos estamos jugando una final más el próximo sábado, el equipo lo sabe y vamos a salir con todas las ganas de buscar el partido”.

"Tenemos queestar bienparados en todas laslíneas y a la hora de atacarser contundentes”


Martínez espera un Pachuca un poco más cauteloso y no tan atrevido como el del miércoles. “Ellos van a ir a jugar al contragolpe, son muy rápidos y tenemos que tener cuidado con eso y estar bien parados en todas las a Oribe Peralta Paul Aguilar entrena con Darío Benedetto líneas y a la hora de atacar ser contundentes. Tenemos bastante experiencia y la mentalidad del equipo es que si queremos llegar al objetivo, el sábado tenemos que salir a ganar”, comentó el volante paraguayo.

Samudio también ve que con descanso pertinente y el arropo de su gente se logrará avanzar a las semifinales.

“Vamos a tratar de hacer todo lo posible por recuperar el cuerpo; en lo físico y mental empezar a trabajar el partido del sábado, conscientes de que una victoria nos favorece, pero esto nos tiene que servir de experiencia, Pachuca va a ir a tratar de contragolpear, nos tenemos que concentrar defensivamente y mejorar la imagen. Con nuestra afición vamos a tratar de mostrar un América diferente”.