“Este equipo aún tiene hambre”: Osvaldo Martínez

El volante de América, atribuye el buen paso del equipo a que nunca se perdió la confianza para lograr un buen funcionamiento y desarrollar el estilo Ignacio Ambriz en el terreno de juego

Entrevista con Osvaldo Martínez (Higino Robles )

Ciudad de México

América se ha convertido en un equipo de garantías, lo avalan los cinco triunfos en que ha logrado y que su funcionamiento colectivo ha sido constante. La base de jugadores ha terminado por asimilar la filosofía de Ignacio Ambriz, un entrenador que se ha ganado al vestuario por su trato cercano y su calidad para trabajar.

Osvaldo Martínez, mediocampista de las Águilas, habla del buen paso del equipo, del deseo que hay por seguir cosechando éxitos y de su función en el campo, que ha vuelto a ser ajustada por el entrenador, quien le confiere la responsabilidad de ser un volante mixto, que apoye en la media de contención a Javier Güémez o a Daniel Guerrero, pero que también sea un generador de juego, para ello se junta con Rubens Sambueza y Andrés Andrade. Aunado a las conexiones que ha logrado con los delanteros.

Se acabaron las dudas, llegó la certeza y el buen juego...

La verdad, estamos muy tranquilos y contentos, porque el equipo está yendo de menos a más y eso se debe a la paciencia que se tuvo, porque a pesar de las críticas que tuvimos en los primeros dos partidos, el equipo no bajó los brazos, al contrario, sabíamos que íbamos a salir de esa rachita y gracias a Dios salimos; ahora agarramos una positiva y esas rachas no hay que soltarlas hasta el final.

Eso depende de nosotros, sabemos que contra todos los equipos que jugamos son finales tanto los partidos de local como los de visitante, el equipo es consciente de eso y tiene hambre, hambre de seguir ganando, de seguir estando en la punta y esperemos que este sábado sigamos con esa misma racha.

América ya funciona como Nacho pretendía, ya se nota que están amoldados...

Hay que darle mérito a Nacho, él habla bastante con nosotros; la verdad, el equipo está en sintonía con él, además este plantel ya se conoce desde hace bastantes torneos y sabe cómo jugar, Nacho transmite en los entrenamientos y en los partidos cómo debemos pararnos, en qué momento debemos atacar, en qué momento debemos defender, creo que eso es fundamental para que un equipo funcione en todas sus líneas.

En lo personal, pasan los entrenadores y tú sigues siendo una pieza clave en el medio campo, ¿qué piensas?

Todos los técnicos que han llegado aquí me han considerado, me siento contento por eso, en lo personal me mato trabajando dentro y fuera de la cancha; afortunadamente, Nacho me tiene la confianza de estar en el once titular y no lo he defraudado; al contrario, quiero seguir demostrando más, quiero seguir creciendo, para eso tengo que seguir trabajando con la misma humildad y con la ayuda de mis compañeros que ellos, también, me van empujando.

Eres un jugador que apoya mucho en defensa, pero también creas juego...

Los técnicos que han llegado aquí me enseñaron a defender y ayudar en esa parte, creo que lo estoy haciendo bien, ahora mismo con Chepe (Daniel Guerrero) o con Javier (Güémez) me he entendido bastante bien, los dos son jugadores de marca y yo trato de acompañar a los delanteros y a los volantes externos, lo estamos haciendo bastante bien y esperemos seguir en la misma sintonía todos, porque cuando el equipo está comprometido es más fácil todo.

Contra Tigres pinta para ser un choque de colosos, ¿será así?

En este caso uno se fija mucho en las nóminas, Tigres tiene jugadores de nombre y de mucha jerarquía de media cancha hacia arriba, ojalá que sea un espectáculo para toda la gente, que sea un partido de futbol agradable; nosotros tenemos que hacer lo mejor posible, somos los obligados a ganar porque somos locales, hay que tratar de sacarles la pelota, esperarles y golpear en el momento justo.