América espera salir del mal momento ante Monterrey

A su arribo a Monterrey, Osvaldo Martínez comentó que el conjunto de las águilas espera salir del mal momento con una victoria ante Rayados.

Osvaldo Martínez, jugador de América
Osvaldo Martínez, jugador de América (Mexsport)

Monterrey, Nuevo León

Con el apoyo de cerca de 100 hinchas, el América llegó a la Ciudad de Monterrey con la encomienda de romper la mala racha venciendo a Rayados en el estadio Tecnológico.

El volante paraguayo Osvaldo Martínez descartó que estuvieran intranquilos o desesperados por el momento que atraviesan tras tres derrotas al hilo, aunque reconoció que les ha dolido el bache en el que han caído.

"Va ser fundamental, tener paciencia, eso va ser lo fundamental y tratar de las ocasiones que tenemos aprovecharlas", dijo al arranque de la entrevista recién arribado el equipo a Monterrey.

¿Hay desesperación por la falta de buenos resultados?
"Estamos tranquilos, obviamente a nadie le gusta perder, nos duele, pero creo que sabemos que cada fin de semana tenemos revancha y mañana el partido contra Monterrey va ser bueno para salir de esto".

Una de las dificultades que deberá resolver el América son sus tres bajas que presentará en el sector defensivo ya que Aquivaldo Mosquera y Miguel Layún están lesionados, además de Javier Maza Rodríguez que está suspendido.

"Claro, siempre pesan las ausencias pero el plantel es muy grande para poder sacar esto adelante y el día de mañana obviamente tratar de dar el cien para poder sacar esto", señaló.

De su rival, el Monterrey que buscará alcanzarlos con 12 puntos, advirtió que su media cancha no ha cambiado y que tienen jugadores muy rápidos que podrían lastimarlos por las bandas.

"Creo que de media cancha para arriba siempre conservar los mismos jugadores y tienen jugadores muy rápidos por la banda, así que eso tenemos que cuidarnos de eso", agregó.

Por su parte, el técnico Antonio Mohamed no quiso ofrecer declaraciones por la cantidad de aficionados que se hicieron presentes en el aeropuerto.

"Una disculpa pero hay mucha gente y así no se puede hablar", dijo el argentino quien pasó desapercibido entre la multitud al portar unos grandes lentes de contacto.

JAIME GARZA