Liguilla en tres fechas

Recuperado el gol, Antonio Mohamed se centra en buscar cuanto antes la calificación; el Turco calcula que con al menos 5 puntos amarra su boleto

Ciudad de México

Antonio Mohamed se ha hecho con América, el entrenador ha impuesto su filosofía futbolística, se nota la mano del Turco en las evoluciones del cuadro azulcrema, el liderato general respalda al entrenador de las Águilas que ha logrado encontrar el equilibrio que no pudo tener en su primer torneo.

El equipo de Coapa dejó atrás el bache, porque lo vivido en las últimas tres jornadas estuvo muy lejos de ser una crisis. A i n de cuentas solo ha perdido un partido, empatado dos, y a lo largo de los 9 partidos que ha disputado su volumen de juego solo ha estado por debajo de su nivel en el partido contra Leones Negros.

POR DISTINTAS CIRCUNSTANCIAS, sobre todo por lesiones, Antonio Mohamed no ha podido repetir alineación en lo que va del torneo.


El Turco, en entrevista con TDN, dijo que tras la victoria ante Pachuca su objetivo prioritario es conseguir la calificación a la Liguilla, algo que espera lograr en la próxima jornada doble.

Este viernes se mide a Santos, el próximo miércoles recibe a Veracruz y el sábado 4 de octubre visita a Cruz Azul, los cálculos de Mohamed pasan por puntuar en todos los juegos, en lograr cuando menos 5 puntos, para llegar a 25 y asegurar su pase, aunque reiteró que 7 unidades también serían ideales y lo maravilloso estaría en lograr los tres triunfos.

"La idea es pensar en lo que viene, es una semana en la que esperamos sumar por lo menos cinco puntos, hay dos visitas muy complicadas que para nosotros van a ser un buen parámetro, recibimos en casa a Veracruz, el objetivo del equipo es poder conseguir entre 5 y 7 puntos, ojalá los 9 para poder estar calificados en la Jornada 12", dijo a TDN el Turco.

A Mohamed le respalda el hecho de que ha mejorado su la efectividad del curso pasado; ha llegado el ecuador del torneo y América sigue imponiendo su ley, algo que se cuajó desde el inicio del torneo.

En la Jornada 1 venció a León como visitante, en ese partido aún jugó con línea de 5. En la Jornada 2 contra Tijuana, mantuvo la misma idea táctica, pero para el segundo tiempo pasó a la línea de 4. América le dio la vuelta al partido y el Turco entendió que así debería jugar su equipo.

El cuadro de Coapa se hizo un equipo sólido, generaba múltiples llegadas y si bien no concretaba todo, encontraba el arco rival.

Victorias ante Puebla, Tigres y Morelia, hicieron de las Águilas el equipo más en forma del curso, que llegó a tener triunfos épicos en los últimos minutos.

Entonces vino el bache —coincidentemente con las mismas jornadas (6, 7 y 8) en las que el torneo anterior tampoco pudo ganar—, un empate a cero con Jaguares y la derrota con Pumas. Solo en el partido contra Leones Negros, América no jugó bien y apenas pudo rematar al arco contrario. Pero en el partido contra Pachuca volvió el equipo decidido que generó y remató en varias ocasiones. Se reencontró el gol y Miguel Layún confirmó el poder de reacción de las Águilas cuando se vieron igualados en el marcador.

América reiteró su mandato en la Liga: 20 puntos con 15 goles a favor y apenas 6 en contra, es la mejor ofensiva junto con León y la segunda mejor defensiva. Su estilo está identificado, desde el banquillo los conceptos están claros; hay un equilibrio entre ofensiva y defensiva, (amén de ser más certero en la definición).

Antonio Mohamed ya encontró la cuadratura de América, el Turco tiene clara su misión: evitar la irregularidad en la que cayó el curso anterior. Su ambición lo lleva a pensar que el 4 de octubre, tras medirse a Cruz Azul, cumplan con el primer objetivo de la institución: calificar a la Liguilla. El reto está puesto.