Los claroscuros de Antonio Mohamed

El Turco llega al Club de Coapa para continuar con el trabajo de Miguel Herrera, quien dejó el nido con un título y un subcampeonato en dos años de trabajo

Antonio Mohamed, DT de América
Antonio Mohamed, DT de América (Mexsport)

Ciudad de México

Cercano es el éxito de Antonio Mohamed en el futbol mexicano. Aquél Apertura 2012, el equipo de la frontera derrotó a Toluca en su casa, en el Nemesio Díez. Tijuana le clavó un cuatro a uno en el global a los dirigidos, en ese momento, por Enrique Meza.

Sin embargo, tras su participación en México, Antonio regresó al Huracán de Argentina, donde el éxito lo abandonó y, de paso, lo perfiló en un fracaso en su tierra, donde ya había ascendido al equipo en el lejano 2006-07.

Su labor como técnico en suelo nacional es de más sinsabores que glorias. Cabe señalar que durante el Clausura 2004, Mohamed reemplazó a Rubén Omar Romano en el banquillo de Monarcas Morelia, donde apenas dirigió trece partidos, con saldo de 6 ganados, 5 perdidos y dos empates, para un escaso 51 por ciento de efectividad.

Para el Clausura 2005, repitió la apuesta con Jaguares de Chiapas: fue el sustituto de José Luis Trejo en la fecha seis, donde apenas sumó seis encuentros, con cuenta de un ganado, tres perdidos y dos empates. Su era acabó con el arribo de Fernando Quirarte en la semana 12.

Con Veracruz, en el Apertura 2007, dejó un sinsabor antes de regresar a su país para dirigir al Colón de Santa Fe. Llegó en la fecha doce para relevar a Nery Alberto Pumpido. Con el Tiburón, apenas seis juegos bajo su mando, registró dos victorias y dos descalabros, incluidos un par de empates.

A pesar del flojo camino, la directiva lo dejó en el banco; sin embargo, apenas dirigió los dos primeros partidos del Clausura 2008; curioso destino. Miguel Herrera entró al quite; no sin antes, el Turco, recriminar la decisión a su ex club.

"Me voy con bronca por enterarme por los medios. Estaba viendo futbol y me enteré por la televisión que estaba cesado. Me pareció una bajeza no informarme a mí, porque siempre me porté como un caballero con todos", apuntó Antonio, quien entregó la estafeta para la debacle del escualo, que descendió tras las 17 campañas del torneo.

HURACÁN, REGRESO DE PESADILLA

Tras el título con Xolos, Antonio Mohamed vivió su retorno ácido con el club que ascendió en 2006-07. Con Huracán contabilizó 7 derrotas en 10 partidos, 5 de ellas consecutivas, motivo por el que decidió hacerse a un lado el pasado primero de octubre; "priorizo mi familia que no estaba bien por esta situación, me hago cargo del mal momento, nunca encontré el equipo y por eso la decisión de dar un paso al costado".