Ambriz quiere un América agresivo

Ignacio Ambriz, entrenador de las Águilas espera que en el debut de su equipo ante el Guanzhou de China, su equipo muestre una cara igual a la que dio en el cierre de la Liguilla 

Ignacio Ambriz
Ignacio Ambriz (Higinio Robles León )

OSAKA, Japón

América saltó a la cancha, llegó la hora de pasar al trabajo sobre el césped, ahí donde el jugador y el cuerpo técnico buscan la esencia de su profesión. Son las horas cruciales, donde se pone de manifiesto cuál es la imagen que se quiere mostrar, hay que adaptarse cuanto antes a toda la atmósfera que demanda un torneo internacional que exige la máxima concentración.

Osaka amanece fría, la temperatura en esta época del año desciende demasiado, América desayuna temprano, todo en grupo, porque el bloque es lo que sacará esta empresa adelante. Tras una charla con personal de la Comisión Técnica de Árbitros de la FIFA, el equipo se pone al día de lo que tendrá este torneo en ese aspecto.

Después, tiempo para descansar y seguir aclimatándose al entorno, hasta que por la tarde se vuelve a tener contacto con la cancha. El campo de entrenamiento es una academia de futbol. Ahí es donde Ambriz empieza a delinear la estrategia, Nacho tiene claro qué y cómo desea que se muestre su equipo. "Necesitamos ver ese América con esa agresividad y ese espíritu de lucha durante los 90 minutos".

La cara que ofreció América en el juego de vuelta de las semifinales es lo que tratará de ofrecer, porque las Águilas fueron un equipo reconocible que si bien quedó eliminado, el desempeño futbolístico acabó por convencer al americanismo en general.

"Estamos bien, tenemos que estar enchufados en lo que viene, en hacer un muy buen partido contra el equipo chino", comenta el timonel de las Águilas y acto seguido analiza a su rival para el domingo. "Es un equipo muy peligroso muy bien dirigido por el señor Scolari, sabemos que le gusta mucho presionar el mediocampo y presionarte en la salida, tiene varios jugadores interesantes. No va a ser un partido nada fácil, va a ser un partido muy disputado, muy complicado para ambos equipos".

Ambriz acepta que el golpe de la eliminación de la Liguilla fue duro, pero ya ha sido dejado atrás. "Es cierto que nos ha costado reanimarnos, pero el partido ya está muy cerca y necesitamos prepararnos de la mejor manera".