Ambriz pule el nuevo América

El entrenador de las Águilas empieza a desarrollar su ideología de juego, toma el mando de los entrenamientos, corrige y afina detalles para que sus futbolistas comprendan su filosofía


Ignacio Ambriz, entrenador del América
Ignacio Ambriz, entrenador del América (Mexsport)

Ciudad de México

Ignacio Ambriz sabe que el tiempo es crucial, desde el primer día entendió que en América no hay pretextos y que el equipo debe andar cuanto antes.

Cuando el equipo volvió de vacaciones, hace un par de semanas, y fue presentado ante la plantilla, puso manos a la obra, tuvo un diálogo breve con la mayoría de jugadores, incluidos los seleccionados mexicanos que son piezas fundamentales y líderes dentro del vestuario.

Pero Nacho se reservó hasta la pretemporada ese intercambio de ideas, en la intimidad del grupo se acercó a los jugadores para hacerles llegar su ideología, que poco a poco fueran conociendo lo que espera de cada uno y lo que buscará reflejar en el campo como conjunto. La armonía que deberá tener América para ser un equipo protagonista.

En Playa del Carmen el trabajo fue de exigencia física, el entrenador trabajó en la cancha, pero no era la prioridad, el objetivo era lograr una puesta a tope que le conceda al grupo la resistencia para encarar las tres competiciones que habrá en este semestre.

Ambriz ha dejado atrás las críticas y las dudas, no se detuvo en ello, miró hacia delante. Desde el martes el equipo ya trabaja el plano táctico y el desarrollo de las distintas facetas de juego que buscará presentar en los partidos.

Las variantes que posee ahora, a falta de que se integren los jugadores que están en selecciones: Moisés, Paul y Oribe con la selección mexicana. Ventura con Estados Unidos y Pablo, Osvaldo y Samudio con la paraguaya.

Pero el entrenador no está tan preocupado por ello, sabe que sus jugadores llegarán en buen estado físico y futbolístico, será cuestión de tiempo de que ellos se amolden a su ideología. Nada que un futbolista profesional no pueda lograr en un tiempo justificable.

A falta de estos jugadores qué trabaja Ambriz. Pues bien, el entrenador en sus entrenamientos desarrolla espacios reducidos y simulaciones de acciones ofensivas y defensivas. Los divide en grupos, algunos con jugadores que se perfilan como titulares indiscutibles como Rubens Sambueza, Paolo Goltz y poco a poco se imbuye en ello Javier Güémez, el nuevo medio de contención que pinta para ser el soporte del equipo en el centro del campo.

En las prácticas también se puede ver a los jugadores jóvenes que llegaron a Coapa y a otros canteranos que el entrenador ha observado para identificar el potencial de la gente de casa. Pero también otros jugadores calados como Andrés Andrade que vine por su segunda oportunidad para afianzarse en Coapa. Y Michael Arroyo, el ecuatoriano que fue adquirido de manera definitiva en el pasado draft.

Por ahora, Ambriz mantiene el mismo semblante de ilusión con el que llegó a Coapa, ya viste de corto y da indicaciones, se siente entrenador, su gestión ha iniciado con buenas sensaciones de los jugadores hacia su persona. Los partidos amistosos permitirán ver cómo será el nuevo rostro futbolístico de las Águilas.

Ante Los Ángeles Galaxy y San José Earthquakes, de la MLS, y el Manchester United, buscará llegar a tope para la Jornada 1 del Apertura 2015.