Con lealtad y compromiso

Gustavo Matosas reitera que ya siente los colores del América y solo piensa en vencer mañana al León, su ex equipo; desconoce el trabajo y estilo que pregona su colega Juan Antonio Pizzi 


Gustavo Matosas en conferencia de prensa en Coapa
Gustavo Matosas en conferencia de prensa en Coapa (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Aunque apenas tiene un par de semanas al mando del América, Gustavo Matosas ya dice sentir los colores de las Águilas como cualquier otro a­ficionado a la institución azulcrema. El estratega, que este fin de semana se medirá a su ex equipo, el León, en el estadio Azteca, respeta el pasado ganador que acumuló con la escuadra del Bajío, pero reiteró en conferencia de prensa que ahora su compromiso y lealtad son totales con el club que comanda.

"Aquí voy a hacer lo mismo que he hecho en clubes pasados, buscar ir al arco rival en todo momento. No voy a cambiar mi forma de dirigir (ser ofensivo). Tengo un profundo agradecimiento con la gente de León, pero soy un profesional, quiero ganarle el partido y mi mente y mi corazón están puestos en hacer que el América tenga un gran paso en el torneo", dijo.

Sobre el ambiente que se respira en el interior del vestidor del América, Matosas puntualizó que está satisfecho con el día a día que le ha tocado presenciar en las Águilas; el timonel uruguayo advirtió que le hubiera gustado tener mayor tiempo de preparación para conocer y adaptarse a su plantilla, pero no pone pretextos para cumplir con las expectativas generadas de cara al Clausura 2015.

"Mis jugadores han mostrado gran entrega en los entrenamientos y en el amistoso que tuvimos. Estoy satisfecho por su esfuerzo. Me hubieran gustado más partidos de preparación, pero esto es lo que hay. Me hubiera gustado tener mayor conocimiento del grupo con más partidos amistosos", resaltó Matosas.

Como cualquier novato, Matosas apuntó que se siente nervioso por el debut con las Águilas, pues quiere disfrutar del despliegue futbolístico de su escuadra ante los Esmeraldas. El entrenador apuntó que el objetivo primordial de su primer semestre con los azulcremas es ingresar a la Liguilla, sin importar el número de puntos que consiga.

"Tengo ansiedad para que el partido que viene ya empiece. Quiero disfrutar del juego de mi equipo. Hace muy pocos días que estoy aquí, pero el objetivo es entrar a la Liguilla, si podemos hacer muchos puntos, qué mejor, pero el deseo es estar en la fase ­final del torneo. Todos los equipos en México son muy parejos y no será sencillo".

Con la salida de Matosas al término del certamen pasado, el banquillo de León le dio la bienvenida a Juan Antonio Pizzi a inicios de diciembre, y pese a que será su rival este sábado, Gustavo admitió que no conoce mucho de la estrategia ni la forma de trabajo de su colega argentino; el entrenador azulcrema señaló que respeta al que fuera delantero de Rosario Central.

"No he visto mucho de su trabajo (de Pizzi). Tengo referencias generales de lo que fue su paso en San Lorenzo y cuando dirigió al Valencia de España; por algo llegó al futbol mexicano, cualidades debe tener. Es un entrenador al que sus equipos me merecen respeto", puntualizó.