El juego de su vida

El técnico del Impact dijo que están al cien enfocados en la vuelta contra América y no quieren distracciones 

MONTREAL, Canadá

Hace frío en Montreal, la ciudad canadiense en la que este miércoles América buscará el título de la Liga de Campeones de la Concacaf,  no muestra síntomas de efervescencia por el partido más importante que tendrá en su historia su equipo, el Impact de Montreal. Acá el futbol poco a poco va ganado terreno, a un costado del Stade Saputo, la casa habitual del cuadro canadiense, hay una escuela de niños del mismo Impact, se pretende que esta academia vaya ganado terreno y también prospectos a largo plazo.

Frank Klopas, entrenador del Impact, habló de la situación que atraviesa en la portería, su arquero estelar, Evan Bush fue amonestado en el juego de ida y se perdería el juego de vuelta, algo que no gusta en el conjunto canadiense, porque creen que su portero no debe ser sancionado, el club ha protestado esta situación y están a la espera de la decisión de la Concacaf.

“Yo mantengo todas las opciones abiertas, es una gran oportunidad para el que llegue, estamos preparados para hacer lo que se necesite si se da la situación y creo que lo podemos conseguir, las reglas no lo permiten y evaluamos todas las opciones”, dijo Klopas.

El entrenador no quiere hurgar de más en esta situación, pues a su juicio la amonestación que recibió Bush ─cuando Oribe marcó el gol del empate en el juego de ida─ fue una acción mal juzgada por el árbitro hondureño Héctor Rodríguez.

“No estoy sorprendido, qué puedo decir podría hablar de la situación, pero realmente solo estoy enfocado en el juego, no me quiero distraer con esos asuntos, eso ya quedó atrás solamente para mí la amonestación fue una broma y estamos enfocados en el juego y nos estamos preparando para la Final con lo que tenemos”.

Klopas descartó que haya habido una intención de perjudicar a su equipo de manera predeterminada. “No creo que haya sido con el afán de afectarnos, quizás lo creí cuando vi la tarjeta amarilla, pero quizás no hay malas sensaciones, sino solo malas tarjetas”.

El Impact seguirá con su preparación del juego del miércoles. El cuadro canadiense ha apostado todo a este torneo y de hecho ha suspendido un par de juegos para no tener distracciones. El fin de semana la ciudad luce tranquila, la temperatura ronda los 5 grados centígrados. Habrá que esperar a ver si cuando el partido se acerque un poco más cobra más calor la gente, que ayer, en varios sitios se podía ver los partidos de hockey de la NHL, y cuando uno le da vueltas a la TV, no aparece ni una imagen de futbol.