El video sanciona a Darwin Quintero

La Comisión Disciplinaria suspendió dos partidos a Darwin Quintero, por la patada que dio a 'Pikolín' Palacios

Darwin Quintero, delantero de Santos
Darwin Quintero, delantero de Santos (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La acción de Darwin Quintero, quien en el partido del viernes entre Morelia y América, pateó al defensa de Monarcas, Marco Palacios, no quedó impune. La Comisión Disciplinaria actuó de oficio y tras la revisión del video determinaron sancionar con dos juegos al atacante americanista, quien se perderá los cotejos de la Jornada 6 contra Chiapas y el primer clásico del torneo contra Pumas en la fecha 7. Si el árbitro del partido, Ricardo Arellano, no se percató de la jugada de Darwin, cuando al minuto 61 le asestó un puntapié al Pikolín, luego de que éste le robara de manera limpia la ocasión de patear a gol con una barrida. Una acción que el abanderado número uno, Jesús Sevilla, tampoco observó. Pero ayer la Comisión Disciplinaria tomó como base el video de dicha acción para imponerle un castigo al delantero azulcrema, que incluso salió de cambio el viernes, pues los ánimos con él estuvieron muy calientes tras esa acción.

Eugenio Rivas, presidente de la Comisión Disciplinaria, explicó que tras revisar el material en video era evidente que Darwin debería de ser castigado. "Así es, decidimos tomar este asunto de oficio y con base en el video se califica como una conducta violenta y es por eso que tiene dos partidos de suspensión".

Y aunque la jugada por sí sola está cargada de violencia, puesto que Quintero patea a Palacios sin el balón de por medio, lo que supondría un agravante extra para un castigo más grande, Rivas señaló que "a final de cuentas fue el criterio de la Comisión, las conductas violentas van de uno a tres partidos de suspensión y es a criterio calificando la gravedad de las faltas y el criterio final fue se quedara en dos partidos de suspensión". Rivas aceptó que la decisión fue fácil, pues las imágenes son claras y evidencian la intención de Quintero por agredir a Palacios.

"Hay jugadas que son más complicadas, por ejemplo de (Carlos) Fierro (en la Jornada 3) hubo que analizarla bien y ver si hay contacto o no, pero en ésta fue evidente que hay un puntapié".

El titular de la Disciplinaria agregó que se buscó el punto de vista del cuerpo arbitral: "citamos a los árbitros, al central y a su auxiliar, los dos nos dijeron que no la vieron y el reglamento es muy claro y dice que la Comisión Disciplinaria tiene la facultad de sancionar las jugadas que no aprecie el cuerpo arbitral y que le conste a la Comisión que sucedieron, este fue el caso, nadie del cuerpo arbitral la vio, por eso la tomamos nosotros y la juzgamos de oficio".

El partido del viernes fue uno de los más ríspidos, hubo otras acciones que el silbante Arellano no sancionó y que también pudieron haber significado tarjetas rojas. Por ejemplo, al minuto 72 Daniel Arreola barrió por detrás a Michael Arroyo, fue una entrada fuerte por la que el defensa michoacano solo vio la amonestación y el delantero ecuatoriano salió de cambio.

Otra acción violenta se presentó en el minuto 75, cuando Rubens Sambueza levantó de más la pierna y planchó a Jorge Zarate; del mismo modo, el árbitro solo amonestó a Rubens.

En ese sentido, Eugenio Rivas explicó por qué no se actuó de oficio en dichas acciones. "La jugada de Michael Arroyo, como hay una lesión, tendría que ser a petición de partes, el árbitro la juzgó con tarjeta amarilla y nosotros no la podemos juzgar, si América hace una solicitud de que abramos una investigación, pero tiene que solicitarlo América y hasta el momento no lo ha hecho.

Y en la de Rubens Sambueza no hay nada que hacer, el árbitro, bien o mal, la calificó con tarjeta amarilla, está juzgada, nosotros no podemos intervenir en eso". Rivas comentó que la Comisión Disciplinaria está alerta para evaluar las acciones que considere pertinentes, como ocurrió con Carlos Fierro la semana pasada y este lunes la de Darwin Quintero, ambas resueltas con base en el video de dichas acciones.

"Lo que hacemos es aplicar el reglamento, no podemos hacernos de la vista gorda cuando hay una simulación y cuando hay una conducta violenta, las tenemos que sancionar", señaló.

LO QUE DICE EL REGLAMENTO

B.1 EXPULSIONES

Artículo 17

La expulsión es una decisión del Árbitro adoptada en el transcurso de un partido, que implica que la persona de la que se trate debe abandonar el terreno de juego y sus inmediaciones, incluido el banco de los suplentes, de conformidad con lo que dispone el artículo 12 del presente Reglamento. El expulsado podrá situarse en los asientos del estadio, salvo que expresamente se le prohíba acceder a los Estadios. Será expulsado el jugador que cometa cualquiera de las siguientes infracciones:

b) Ser culpable de conducta violenta; Definición: Conducta Violenta: Un jugador será culpable de conducta violenta si emplea fuerza excesiva o brutalidad contra un rival sin que el balón esté en disputa entre los dos.

(Extracto del Reglamento de Sanciones)

UNA DECISIÓN ADECUADA

Mario Trejo, vicepresidente deportivo de Morelia, apuntó que la decisión de la Comisión Disciplinaria de sancionar dos juegos a Darwin Quintero por la patada que éste le propinó a Marco Palacios fue acertada. "Sabíamos que la Comisión Disciplinaria iba a ser su trabajo, todos vimos la acción, pero no estábamos en la postura de acusar a nadie, nosotros no íbamos reclamar, tomaron una determinación y me parece que es la adecuada en virtud de la acción que se dio". El directivo añadió que en el caso de la acción de Rubens Sambueza que planchó a Jorge Zarate, no protestarán, pues para ellos lo que ocurrió en el partido quedó ahí.