Goleador de la frontera

Darío Benedetto fue garantía de gol en Xolos, mañana regresará a Tijuana, con el deseo de estrenarse como artillero americanista 

Darío Benedetto
Darío Benedetto (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Darío Benedetto cayó con el pie derecho en el futbol mexicano, el delantero argentino aterrizó en Tijuana para el Apertura 2013, procedente del Arsenal de su país.

Su primer partido en México fue una jornada de ensueño con un hat-trick a los rojinegros del Atlas, en el Estadio Caliente. Pero la bonanza se agotó esa misma noche del 19 de julio de 2013.

Al Pipa se le mojó la pólvora, vinieron jornadas en las que buscó el gol, pero no encontraba el marco contrario, de hecho, pasaron tres meses sin que pudiera saborear la sensación de festejar una anotación.

Lo volvió a hacer hasta la Jornada 16, el 1 de noviembre, cuando logró un doblete frente al Atlante en el mismo campo artificial de Xolos.

El Pipa se aferró a demostrar que tiene el gol en la sangre. Su productividad mejoró en el Clausura 2014, logró dos goles más que en su primer torneo. Siete goles en el primer semestre del año pasado, (seis en la fase regular y uno en cuartos de final), que lo dejaron lejos del delantero más efectivo, el ecuatoriano Enner Valencia, quien en ese curso logró 18 anotaciones (12 en fase regular y 6 en Liguilla).

Sin embargo la productividad de Benedetto se encontraba dentro del promedio, el Pipa tenía la ambición propia del atacante, pero también priorizaba el conjunto.

El torneo anterior volvió a ser de superación, el argentino marcó 9 goles en los 17 partidos de fase regular. Los 21 goles que logró en el último año y medio lo llevaron a América, dio el paso con el que muchos jugadores sueñan.

Mañana, Benedetto vuelve a Tijuana, el Pipa conoce bien el Estadio Caliente, ahí se hizo goleador, pues 15 de sus 21 anotaciones fueron en el campo de Xolos.

La superficie artificial no será un problema para él, conoce cada centímetro de esa cancha. Volverá vestido de amarillo, con el deseo de estrenarse como goleador con la playera azulcrema.

Darío llegó a América porque elclub veía que sus condiciones se ajustaban al perfil deportivo de una institución que confeccionó un proyecto muy ambicioso.

La idea de traer a Benedetto fue analizada en todas las aristas. Oribe Peralta, que tuviera la ambición de buscar el gol, que fuera efectivo en las ocasiones que dispusiera, y que tuviera condiciones de jugar lejos del área para generar espacios y beneficiar a sus compañeros.

Su aterrizaje en Coapa tiene sustento; en el 2014 fue uno de los delanteros más efectivos en el balompié nacional, solo superado por Enner Valencia (quien se marchó a Inglaterra), Mauro Boselli y Oribe Peralta.

Con Boselli intransferible en León y el Cepillo viviendo en Coapa, América fue por el siguiente delantero más efectivo.

En el partido de la Jornada 1, contra León, Benedetto jugó cargado a la banda izquierda (puso un pasepara gol), pero su instinto goleador lo llevó a buscar el corazón del área (tuvo dos remates a gol).

En suprimer juego fuera de casa, América confía en él para romper el muro de los Xolos.