Pide que se haga a un lado

El portero de América, Moisés Muñoz, aseguró que no comparte la resolución de la Comisión Disciplinaria de no castigar a Marco Palacios por el escupitajo a Peralta 

Moisés Muñoz durante el duelo ante Morelia
Moisés Muñoz durante el duelo ante Morelia (Mexsport)

Ciudad de México

La resolución que tomó la Comisión Disciplinaria, la cual decidió no sancionar a Marco Palacios por el supuesto escupitajo a Oribe Peralta, no cayó del todo bien en algunos jugadores de América, sobre todo porque se creía que existían las pruebas suficientes que demostraban que el defensa de Morelia había cometido tal falta.

Moisés Muñoz, portero de las Águilas, dijo que la solución para evitar este tipo de polémicas es que la Comisión Disciplinaria se mantenga al margen y que ya no juzgue lo que el árbitro no reporta en la cédula.

"No comparto la resolución. El jugador (Pikolín) lo aceptó, Oribe y Pellerano —sus compañeros—, uno lo sintió y el otro la vio; entonces, es evidente que hubo una agresión hacia Oribe. La Comisión Disciplinaria decidió no castigar a Pikolín y creo que lo más sano va a ser dejar todo en manos de los árbitros, darles la confi­anza que ellos necesitan y que ya no intervenga más la Disciplinaria, porque lo único que pasa es que les quita credibilidad a los árbitros en el terreno de juego", dijo.

Para Muñoz, lo mejor sería que ya no se revisen acciones que no hayan sido registradas por el árbitro sea para bien o para mal, pues "si analizaran cada uno de los partidos de cualquier jornada, va a haber más de tres jugadores afectados y castigados por la misma comisión, lo más sano es no hacerlo, darle la confi­anza a los árbitros y que lo que ellos puedan ver y marcar en el terreno de juego simplemente dejarlo a su criterio".

Muñoz defendió a los árbitros, pese a que este gremio ha cometido varios errores en el actual torneo, no solo en partidos ligados al descenso, sino a otros como ocurrió en el de Morelia y América el viernes pasado, en el que el silbante Ricardo Arellano tuvo una mala actuación y se le escaparon varias acciones; no obstante, Moi dijo que los árbitros son susceptibles de cometer errores: "son humanos y se van a equivocar como nos equivocamos todos, a veces nos va a tocar a favor y a veces en contra, simplemente hay que aceptarlo".

El portero participó en una fi­rma de autógrafos de una cadena de ropa y de la marca Voit, ahí convivió con unos mil 500 seguidores de las Águilas, quienes le transmitieron su confi­anza para que el equipo logre un torneo positivo.