América, con el fondo para tres torneos

Carlos García, preparador físico de América, valora la etapa física de pretemporada, en la que las Águilas priorizaron los trabajos en la altitud


América cerró su pretemporada en el CAR (Higino Robles )

Ciudad de México

El objetivo de América fue trazado por la directiva desde hace un par de semanas, cuando el presidente deportivo, Ricardo Peláez, y el entrenador Ignacio Ambriz, apuntaron a que el equipo pelee por los tres torneos en los que tendrá la competencia: la Liga, la Copa y el Mundial de Clubes, será un semestre demandante, el Centenario del club amerita un doble esfuerzo, porque la exigencia es ser un equipo protagonista.

Para corresponder a las expectativas, América necesita de un buen tono físico, la preparación adecuada puede ayudar a evitar algunas lesiones, pero sobre todo dará ese fondo para que el equipo sea dinámico y logre un buen despliegue en cada uno de sus compromisos.

Las Águilas no habían tenido la oportunidad de realizar una pretemporada en tiempo y forma, el equipo acumulaba muchos kilómetros y algunas competencias terminaban con la hora justa para el arranque de la siguiente. Así pasó en el último año y medio cuando entre el título de Liga del Apertura 2014, la Copa América y la Copa Oro de 2015, más el Mundial de Clubes, apenas hubo espacio para juntarse y empezar a forzar la maquinaria.

Este torneo fue la excepción, los tiempos cuadraron para tener una preparación acorde a lo que se avecina. Todos los equipos ya están en sus trabajos de pretemporada, la mayoría con una preparación en playa, pero América, en esta ocasión, fue a contracorriente, el cuerpo técnico determinó realizar la parte dura de la condición física en el Centro de Alto Rendimiento, una semana en la que el preparador físico, Carlos García, gestionó los trabajos que le darán al equipo ese fondo físico.

La concentración acabó con saldo favorable, porque incluso los refuerzos pudieron estar presentes en estas sesiones, solo faltaron cuatro jugadores. Miguel Samudio que tuvo días extra de vacaciones, pero ya se integró al equipo este lunes; mientras Oribe Peralta, Paul Aguilar y Michael Arroyo aún siguen de descanso; ellos harán un trabajo específico en Coapa para después incorporarse a sus compañeros antes del inicio del curso regular.

“Tuvimos resultados muy buenos el equipo llegó con un nivel muy bueno en la parte aeróbica, en la parte de fuerza, tuvieron recomendaciones para sus cuidados y eso nos permitió a nosotros planificar una semana en el CAR, pensando en trabajos y en tareas más intensas, con trabajo en la parte futbolística”, comentó Carlos García.

El preparador físico de las Águilas, explicó porqué dejaron de ir a la acostumbrada pretemporada en playa: “Este lugar reúne todas las condiciones para poder trabajar, la decisión de venir acá la tomamos con mucho tiempo de anticipación, primero es un lugar en la altitud, cuenta con un gimnasio de excelencia, estás concentrado en un lugar donde tienes las habitaciones para el descanso y la comida, y por supuesto canchas de entrenamiento donde nuestro técnico puede ir avanzando en la parte futbolística; entonces, reúne muchas condiciones muy buenas”.

García Paredes explicó las tareas realizadas en el CAR. “Se han hecho sesiones básicamente enfocadas en la parte aeróbica, que no es una parte de volumen sino combinando la parte futbolística con sesiones de fuerza y velocidad, y sesiones de fuerza exclusivamente en el gimnasio... el equipo va tomando un nivel bueno”, dijo.

Pero sobre todo destacó que “trabajamos en la altura, se combina con que nosotros tendremos de los primeros cinco partidos, cuatro en casa (Jaguares, Toluca, Tigres y Morelia) y nos favorece mucho trabajar en altitud, porque el equipo juega en la altitud, además el club tiene una gira para sus partidos de preparación y eso limita los tiempos de trabajo, por eso decidimos venir acá y sumar el mayor número de entrenamientos combinando la parte física y futbolística y vamos por buen camino”, comentó.

REFUERZOS EN BUEN TONO

Los jugadores que llevan al futbol mexicano deben pasar por un proceso de adaptación, en el caso de los clubes de la capital, está el factor de la altura, esa sensación de ahogo y dificultades para respirar, cuanto más rápido se integren los jugadores mejor superarán esas cuestiones.

Charly García señaló que los tres refuerzos de América: Bruno Valdez, Renato Ibarra y Silvio Romero avanzan en ello. “Se han incorporado rápido, Bruno tiene diez días de haber terminado su participación en la Copa América, estamos trabajando para que su relación con la altura sea buena; Renato estaba jugando en Holanda, pero viviendo en Quito está familiarizado con la altitud. Y en el caso de Silvio, empezó desde el primer día y lo está asimilado bastante bien. Tenemos expectativas muy altas de todos ellos. El miércoles vendrá un viaje para jugar en diez días cuatro partidos que también nos van a venir muy bien, para que el técnico decida con quién iniciaría el primer partido”.

Por último, Carlos García dijo que saben la exigencia que siempre acompaña a América y la que tendrán en el semestre del Centenario para llegar en plenitud física al Mundial de Clubes. “Este es un club muy grande del futbol mexicano, la exigencia siempre es la misma, hay que dar resultados en los torneos que el equipo compite, con el resto del cuerpo técnico tenemos el compromiso de dar resultados, sabemos que cuando no se dan, estás en una deuda con la directiva y con la afición. Por supuesto que estamos convencidos de que podemos competir en la Copa, pelear por la Liga y hacer un buen papel en el Mundial de Clubes”, concluyó.