Peláez, el volcán del América

El Presidente Deportivo de las Águilas es el directivo más exitoso del último lustro en el futbol mexicano acumulando tres campeonatos. Sin embargo, por dos desacuerdos ha cesado a dos entrenadores que han hecho campeón a los azulcremas

Gustavo Matosas y Ricardo Peláez en Coapa
Ricardo Peláez, Presidente Deportivo del América (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Por momentos tranquilo y en un instante estalla. Ricardo Peláez, el Presidente Deportivo del América, es imponente. En los últimos cinco años se ha convertido en el directivo más ganador, pero en un par de instantes, ha cesado a dos Directores Técnicos de su cargo a pesar de conseguir campeonatos para las arcas de Coapa.

Peláez Linares es intenso. Sabía lo que quería desde el primer minuto que pisó en Coapa: "me voy a entregar en cuerpo y alma, no dormí por la ilusión de este nuevo reto que me pone Dios y que quiero cumplir. Yo aprendí que en este equipo la clasificación (a la liguilla) es una obligación, no un objetivo. Tenemos que estabilizar al equipo, peor no puede estar".

Lo cumplió al pie de la letra. Peláez, al lado de Miguel Herrera, sacó del penúltimo lugar general al América y lo impulsó hasta las semifinales en el primer torneo. Las Águilas siguieron a la alza y se coronaron campeones en el Clausura 2013 y subcampeones en el Apertura 2013 con el 'Piojo'.

El Presidente Deportivo del América cerraba un exitoso proceso con Herrera, lleno de satisfacciones y campeonatos. Pero a la salida del ahora estratega de la selección mexicana significó una continuación de éxitos, pero también de turbulencias.


Antonio Mohamed llegó al banquillo azulcrema y tuvo logros aceptables en los primeros ocho meses, a pesar de no haber tenido pretemporada con los capitalinos. Calificó a los cuartos de final del Clausura 2014, llevó a los cremas a la siguiente ronda de la CONCACAF Liga Campeones y, en su punto más alto, se consagró campeón en el Apertura 2014.

Sin embargo no fue suficiente para Peláez. Ricardo ya tenía una determinación acerca del Turco y, cuando se enteró de que el argentino en semanas pasadas había faltado a las instalaciones del América y que había cambiado de horarios los entrenamientos del primer equipo, no dio marcha atrás. Era una decisión tomada y Peláez, junto al resto de la directiva, decidió no renovar el contrato y le dio las gracias a Mohamed.

Además de las indisicplinas de Tony, el juego desplegado por el campeón América no le gustó a los altos mandos del América, situación por la que decidieron traer a Gustavo Matosas, quien había sido bicampeón con León y que destacaba por su planteamiento ofensivo. El uruguayo, se convirtió en el nuevo entrenador de los de Coapa, tan solo a tres días de haber campeonado y a dos de despedirse de Mohamed.

"Tenemos técnico para mucho tiempo y creo que tenemos muy buen material. Coincidimos en tener buenos jugadores y muy buen ambiente de trabajo, y es lo que vamos a trabajar de la mano para que la afición reciba un equipo ganador".

Y el 'para mucho tiempo' solo significó cinco meses. Matosas comenzó su etapa con cuatro victorias en siete partidos ligueros y se puso como líder general, sin embargo, los azulcremas comenzaron a acumular descalabros, como el 4-0 contra Veracruz y el 3-0 encajado frente a Herediano en CONCACAF que hicieron que Gustavo presentara su renuncia.


Esta no fue aceptada por Peláez y el resto de la directiva y el uruguayo se mantuvieron en Coapa. Y se quedó para sumar trofeos, después de revertir la goleada contra los costarricenses, las Águilas se coronaron en Canadá en la Liga de Campeones de la CONCACAF. Parecía que el el doce veces campeón de México recuperaba la calma.

Pero los volcanes pueden estar tranquilos por momentos y en instantes erupcionan. Peláez lo demostró por segunda ocasión en la institución futbolística más ganadora de México, tan solo cinco meses después de haber contratado al uruguayo.

La investigación de La Afición adelantó que el Presidente Deportivo tuvo un desacuerdo con Matosas, debido a que el ex entrenador del León pedía varios refuerzos y la salida de varios jugadores a los que calificó como 'tóxicos'. Si estas peticiones no se cumplían, el sudamericano se iría.

Y así sucedió. Peláez Linares se cerró y no accedió a esta situación, por lo que Gustavo Matosas dejó de ser el técnico del América a partir de la tarde de hoy. 

Los volcanes no pueden negar su naturaleza: imponentes y caóticos por instantes, así como Ricardo Peláez en su exitosa y turbulenta etapa por el América.