Cambio clásicos por títulos de Liga

El América de Antonio Mohamed perdió con Pumas y Cruz Azul; ahora ante Chivas, quiere que la historia no se repita, pero firmaría primero por obtener el campeonato

Antonio Mohamed ante Comunicaciones
Antonio Mohamed ante Comunicaciones (Mexsport)

Ciudad de México

Antonio Mohamed ofrece una sonrisa amparada en la tabla general, en los números incontestables que su equipo está teniendo. América es líder con todas las de la ley, ha logrado triunfos irrefutables y se ha hecho con el equipo al que le ha implantado su sello personal. Las Águilas son un equipo de autor, su propuesta es reconocible, pero en los clásicos no las ha tenido consigo, ahí también están los números, los resultados, que con infortunio o sin él, ha decretado que los juegos de orgullo los ha perdido en esta temporada.

Pumas y Cruz Azul han dado fe de ello, cuando su afi­ción ha salido con los brazos en alto, mientras la hinchada americanista tuvo que tragar saliva, consolarse en el liderato general, pero también tuvo que pagar apuestas. Ocurrió ante universitarios y cementeros el torneo anterior y en el actual curso. Ahora llega Chivas, el último partido de este torneo con esa etiqueta de imperdible, la única posibilidad para redimirse y regalar a su a­fición una alegría antes de que comience la Liguilla.

Contra Chivas la rivalidad es más grande, se trata del Clásico Nacional que congrega a los dos equipos con más seguidores en el país y más allá de las fronteras, Mohamed lo sabe y es consciente de que hay una deuda con sus afi­cionados.

"Siempre tenemos la obligación de ganar y este Clásico es en casa. Venimos de no ganar los otros dos y sería muy bueno ganarlo, le debemos un buen regalo a la afi­ción, así que creo que sería muy bueno ganar; no hay favoritos y sabemos que es un rival que llega con ganas de poder rescatar puntos".

Además, el Turco aceptó que en la institución azulcrema "no nos gusta perder ese tipo de partidos, pero también si me dicen que vamos a estar primero, estar como estamos y tenemos que perder algunos partidos, lo que no queremos es perderlos, lamentablemente se dio así, y esperemos en este partido no cometer los errores que hemos tenido, tenemos la espina clavada y queremos ganar este partido, estamos comprometidos y con mucha ilusión de ganar este juego".

La ambición de Antonio Mohamed es grande, de eso no hay duda, el Turco tiene muy clara su meta, cuando se le propuso si firmaría ser campeón a cambio de perder los tres clásicos, lo que implicaría perder mañana ante Chivas en el estadio Azteca, no dudo en decir que ­firmaría tal cuestión: "si es ser campeón sí, total, dónde (fi­rmo). La gloria no tiene precio... pero eso no te lo puede asegurar nadie, por eso el sábado voy a ir a ganar", acotó.

En lo personal, Mohamed considera que es difícil tener a todos contentos, por el hecho de que no se ha ganado en los duelos con Pumas y Cruz Azul, una deuda a la que no rehúye.

"Cuando ganamos 4-0 (el torneo anterior en el Omnilife) no fue mío, fue del equipo y cuando perdemos también es el equipo; soy el responsable, el líder cuando se gana y se pierde, es una deuda pendiente el tema de los clásicos, pero lo bueno de esto es que ustedes (prensa) siempre encuentran algo, eso me encanta, cuando no ganábamos era comparar con la otra etapa y cuando vamos superlíderes nunca nombran eso, eso me gusta, que estén escarbando y buscando siempre, eso me hace muy bien a mí. Esperamos poder ganar este clásico para saldar esta deuda pendiente que tengo, porque me hago cargo de las derrotas, ni los directivos ni los jugadores, son mías", así concluyó el Turco en la víspera del Clásico Nacional.