La superación del 'Turco' Mohamed

Mohamed ha ajustado al América a su idea futbolística, al grado que ha mejorado sus números y marcha mejor que cuando salió campeón con Xolos

Antonio Mohamed, entrenador del América
Antonio Mohamed, entrenador del América (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

En Coapa, la bandera de la felicidad ondea majestuosamente. El equipo no conoce de crisis, los baches han sido superados y las victorias han vuelto gracias a que Antonio Mohamed –parece ser– ha encontrado el once ideal con el que se lanzará en busca del campeonato.

Después de un semestre deaprendizaje, el Turco ha dado con la fórmula que haga de las Águilas un cuadro solvente en todas las líneas. Una defensa que se bate para alejar el peligro, un mediocampo que acarrea la pelota y procesa la jugada hasta encontrarla opción de crear peligro y una ofensiva en la que se suman las dos líneas anteriores para generarlos remates que derriben lasmurallas adversarias.

Mohamed se ha hecho de sus legionarios, y los jugadores —ahora sí— han asimilado los conceptosde su guía, la etapa del Piojo se da por superada, ahora es la era de Mohamed. Un entrenador que adecúa el sistema acorde a las necesidades.

Hasta la Jornada 10, el Turco no había repetido alineación. Hubo muchos factores, sobre todo las lesiones que sufrieron hombres como Rubens Sambueza, Miguel Layún, Pablo Aguilar, Paul Aguilar, las cuales les bajaron de algún partido. Ahí se mostró el manejode plantel que tiene Mohamed, que encontró las piezas para encarar la adversidad.

También Mohamed buscó a lo largo de estas jornadas compensar el equipo tras la salida de Raúl Jiménez. Tony buscaba un volante por derecha que le permitiera equilibrar su plantilla. No llegó nadie y probó a Moisés Velasco, Luis Ángel Mendoza y en algunos partidos Rubens Sambueza apareció en esa zona, pues Osvaldo Martínez empezó a encontrar su hábitat como segundo contención. No daba con la tecla hasta que Miguel Layún (quien jugó en la Jornada 4 contra Tigres el segundo tiempo por ese sector) convenció a Mohamed de que podía ser el tipo que buscaba. Pachuca y Santos corroboraron el acierto de Mohamed y Layún fue el héroe en ambos partidos.

Así, en las Jornadas 10 y 11, el entrenador de América pudo repetir su cuadro, el mismo que no cambiará contra Cruz Azul, pues si la maquinaria funciona, no hay que tocarle nada. Por lo que Moisés Muñoz; Paul Aguilar, Paolo Goltz, Pablo Aguilar, Osmar Mares; Jesús Molina, Osvaldo Martínez, Miguel Layún, Rubens Sambueza; Michael Arroyo y Oribe Peralta pintan para ser el cuadro de lujo del timonel azulcrema.

La propia superación

El torneo anterior, Mohamed tuvo que lidiar con el legado de Migue lHerrera, el equipo carburaba de la mejor manera, poco pudo operar el entrenador que si bien tuvo un buen arranque, después cayó en una etapa de irregularidad.

Para el presente torneo la historia cambió, el comienzo fue similar, pero el juego estaba más ajustado a lo que Mohamed pretende: un equipo que le a los partidos y actúe en función de los momentos, buscando equilibrio tanto en defensa como en ataque.

Hubo un bache en el que Mohamed ni el equipo perdieron la calma con la falta de victorias y de gol, la historia del semestre pasado parecía repetirse en las mismas jornadas (6, 7 y 8), pero a partir de la Jornada 9 el semáforo verde volvió a iluminar Coapa.

En el Clausura 2014, en 17 jornadas, el América de Mohamed obtuvo 25 puntos, fruto de ganar 7 partidos, empatar 4 y acumular 6 descalabros, marcó 33 goles y recibió 29. Los números de este curso pintan para ser muy superiores. En 11 jornadas las Águilas tienen 26 puntos, cosecha de 8 victorias, 2 empates y apenas 1 partido perdido, ha marcado 21 goles (le quedan seis jornadas para marcar 13 goles y superar los 33 del curso pasado) y en defensa registra 7 goles y en seis jornadas es imposible que le marcen 22 goles.

Por ahora, Mohamed y América avanzan con firmeza a la Liguilla,y ahí es donde tendrán que refrendar los números actuales.

Un poco más atrás

Incluso, siendo un poco más ociosos, Antonio Mohamed también ha superado sus propios registros que tenía a estas alturas en el Apertura 2012, cuando fue campeón con los Xolos. A la Jornada 11 de aquel torneo, Tijuana tenía marca de 24 puntos, obra de 7 victorias, 3 empates y 1 derrota, había logrado 15 goles a favor y le habían anotado 10. Y se ubicaba segundo lugar de la tabla general.

Al final de la fase regular acabó como sublíder, con 34 puntos—empatado con Toluca, pero la diferencia de los escarlata era mejor—, fruto de 9 victorias, 7 empates y 1 derrota, marcó 23 goles y recibió 15. Es decir que a Mohamed le hacen falta 9 puntos para superar su mejor marca depuntos. El miércoles, Mohamed señaló que su equipo que no seva a relajar, que sus jugadores mantendrían el tono, sus palabras fueron respaldadas por la plantilla. Mohamed quiere batir sus propios récords. El semáforo sigue en verde.