Mohamed recurre a las matemáticas en el América

Antonio Mohamed dijo que es posible que América se juegue la calificación ante Chivas y Cruz Azul, aunque también reiteró que hay margen de error

Antonio Mohamed, entrenador del América
Antonio Mohamed, entrenador del América (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Los números señalan fríamente que este América suma cinco de los últimos 21 puntos disputados, que acumula solo una victoria en los últimos siete duelos, sin embargo, aún se mantiene en zona de calicación.

Con 17 puntos, las Águilas arañan la Liguilla al ubicarse en la séptima posición por diferencia de goles, pero si la inercia se mantiene, puede ser rebasádo este mismo domingo por Chivas en el Clásico nacional, ya que El Rebaño está un lugar abajo con las mismas unidades.

Eso sí, el entrenador Antonio Mohamed señaló que bien puede América perder los siguientes dos compromisos (Chivas y Cruz Azul) y aún tener opciones de calificar a la Liguilla ganándolos últimos tres, por eso enfatizó que en el futbol las matemáticas son diferentes.

“Puedo decir que sí (podemos perder la calificación al perderlos dos clásicos) y puedo decir que no; podemos perder los dos partidos que vienen y ganar los últimos tres y calificamos igual. Las matemáticas en el futbol a veces o casi siempre uno más uno no es dos, siempre digo lo mismo, en el futbol dos es más que nueve, ¿saben por qué?, porque si dos no corren, le gana el nueve, así que en el futbol las matemáticas no son como todos piensan”.

Aunque descartó que en el América haya jugadores que no corran y dejen en desventaja al resto del equipo, por lo que tachó a esta crisis como una racha de mala suerte que también han tenido otros conjuntos.

“Corren todos, corren de más y a veces por correr de más no decidimos bien, pero la actitud del equipo es espectacular, pero a veces las cosas no salen como le pasa a León que desde hace cuatro partidos ataca y ataca y no puede anotar gol, a veces pasa”.

También advirtió que en este cierre de torneo América se juega la calicación a la fase final, y él no cree que se juegue su permanenciaen el club.

“Mi equipo se juega la clasificación, creo que se apretó el calendario y tenemos que ganar para clasificar. Yo nada (me juego), trabajo todos los días, disfruto, y nada más, después el destino dirá, estoy tres meses acá y todos los días preguntan cosas que pueden llegar a pasar, así que hay que dejar que el destino maneje el futuro”.

El Turco recalcó que es el momento oportuno para que su equipo se enganche de nuevo en la pelea. “Creo que necesitamos un resultado positivo para levantarnos, el domingo vamos a buscar el partido y haremos el mejores fuerzo. Todo lo que depende de mí lo daré al cien por ciento, y lo que no depende de mí, pues no depende; antes de América yo tuve una vida y me gustaría quedarme dos o tres años acá, sino pues tendré otra vida también, todo lo que se diga es parte de las especulaciones.

“Estos partidos no se pueden perder, es el Clásico e intentaremos ganar, creo que llegamos dos rivales parejos y hay una exigencia para el club, por la historia, la directiva, la gente y por nosotros mismos”.