Andrés Andrade vuelve con más madurez

El colombiano regresa al América para demostrar que tiene la capacidad y las condiciones para jugar en las Águilas; dice que el tiempo fuera le ayudó a crecer en todos los aspectos

Andrés Andrade, en el aeropuerto de la Ciudad de México
Andrés Andrade, en el aeropuerto de la Ciudad de México (Higinio Robles León )

Ciudad de México

A mediados de 2013, América buscó reforzar la plantilla que acababa de celebrar el título que le ganaron a Cruz Azul. Miguel Herrera y la directiva azulcrema trajeron al mediocampista colombiano Andrés Andrade como un tipo que buscaría aportarle creatividad al equipo desde el centro del campo.

El Rile llegaba procedente del club Deportes Tolima de su país y se hablaban buenas cosas de él. El Rile fue titular en los dos primeros partidos del Apertura 2013, no los jugó completos, sumó 150 minutos de 180 posibles, una buena cifra, pero después de eso perdió continuidad, Miguel Herrera no le volvió a dar la titularidad en los siguientes 12 partidos. Andrés jugó minutos a cuentagotas, en los siguientes juegos no rebasó la media hora en la cancha.

Acabó el torneo jugando 475 minutos, con un gol marcado en 15 partidos, a la espera de que en el Clausura 2014, tuviera más continuidad y que su adaptación al equipo fuera mucho mejor, pero no fue así, su participación vino a menos. Sumó 246 minutos, disputó 9 encuentros, en dos fue titular y solo completó uno, no consiguió anotaciones.

Entonces, la directiva, en conjunto con el Piojo Herrera, determinó cederlo, querían ver si en otro equipo lograba despuntar y mostrar las condiciones por las que América se fijó en él.

59 PARTIDOS ha jugador Andrés Andrade en México: 24 con América (Ape. 13 y Cla. 14) y 35 con Jaguares (Ape. 14 y Cla. 15).

Su destino fue Jaguares, Sergio Bueno fue el entrenador que le dio más juego. El Apertura 2014 fue el de mayor actividad para el colombiano, que poco a poco fue mostrando el juego de creación que solía ofrecer en su país.

El Rile jugó 19 partidos, 12 como titular, sumó mil 132 minutos; no marcó goles, pero sus sensaciones iban en aumento. Sin embargo, en el último torneo, su regularidad volvió a disminuir: 16 partidos, solo cuatro como titular, con 761 minutos y tres goles.

En América, desde hace más de un año, Antonio Mohamed había advertido que el equipo necesitaba un volante por derecha, alguien que pudiera ser la contraparte de Rubens Sambueza. Osvaldo Martínez llegó a jugar en esa zona, pero el paraguayo se fue haciendo más habitual acompañando y dándole fuerza al medio de contención.

Tanto que la Final del Apertura 2014, Miguel Layún la jugó como volante por derecha. Gustavo Matosas también sufrió para encontrar el hombre ideal en la banda derecha, probó con Rubens, Arroyo y Darwin. Sambueza hizo lo que pudo y no desentonaba. Arroyo tampoco se habituó del todo y del torneo de Quintero poco se pudo rescatar.

En la época de fichajes Ricardo Peláez —presidente deportivo— e Ignacio Ambriz lo tuvieron claro. Andrés Andrade fue el elegido para compensar al equipo en la banda derecha.

“Después de este paso por Jaguares, creo que llega un Rifle más maduro”

ANDRÉS ANDRADE
Mediocampista de América 

Tras un año cedido en Chiapas, la directiva azulcrema y el nuevo cuerpo técnico encabezado por Ignacio Ambriz, le abren de nuevo la puerta de Coapa a Andrés Andrade para que en esta su segunda oportunidad cuaje como lo que se esperaba, el tren vuelve a pasar para el Rile, quien dice regresar más maduro y con deseos de corroborar que puede vestir la playera azulcrema y marcar diferencia.

MADURÓ EN CHIAPAS

Andrés sabe lo que viene por delante, el reto personal que representa corresponder al escudo azulcrema. "Estoy muy contento de regresar a América, tener una nueva oportunidad para demostrar por qué este club me trajo a México. Ahorita ya no va a haber más oportunidades, estoy muy tranquilo, sé que estamos trabajando bien y que las cosas van a resultar de la mejor manera", dijo el colombiano.

Andrade es consciente de que el regreso no será fácil, pero dice que está listo para el reto, sobre todo porque este tiempo fuera de Coapa le sirvió para conocer de mejor manera el futbol mexicano y para tener un poco más de constancia.

"Se va agarrando más experiencia, se va conociendo más el futbol mexicano, más a los rivales, cuando se conoce toda la forma de jugar todo eso hace un plus para que sea más fácil que yo pueda destacar". Sobre qué tipo de jugador vuelve al Nido de Coapa, señaló que "soy el mismo jugador, solo que uno va conociendo más el futbol mexicano y se puede adaptar más rápido. Creo que en todos los aspectos se madura, día tras día, en cada entrenamiento, después de este paso por Jaguares, creo que sí llega un Rile más maduro".

El mediocampista colombiano también habló sobre Ignacio Ambriz, con quien apenas intercambió puntos de vista en la pretemporada y destacó que el nuevo entrenador de las Águilas es un tipo que busca el acercamiento frontal para transmitir sus ideas.

"Es una gran persona, antes que entrenador es una gran persona, entiende mucho a los jugadores, trata de comunicarse personalmente en el grupo con cada uno de nosotros, nos está dando las ideas de cómo quiere que juguemos".

Al Rile también se le cuestionó sobre el hecho de que Tigres luce como el rival más fuerte y el equipo que mejor plantel tiene y aunque Rubens Sambueza dijo que las Águilas no le envidian nada a los felinos, el colombiano no quiso ser tan contundente, pero mantuvo la línea de que el equipo mantendrá el tono competitivo.

"Cada club se puede reforzar como quiera, yo creo que América sin necesidad de reforzarse tiene calidad de jugadores impresionantes para ser protagonista en todos los torneos, el plus que tenemos es que ya nos conocemos y podemos acoplarnos mucho más rápido. Estas dos semanas de pretemporada fueron de gran provecho para conocernos mejor para todos los torneos que vamos a tener".