Oribe y América vencen al León en inicio de era Matosas

Con un 'doblete' de Peralta y otro tanto de Darwin Quintero, las Águilas comenzaron con el pie derecho la defensa del título en el Clausura 2015; los guanajuatenses acortaron el marcador con un autogol de Moisés Velasco y una diana de Mauro Boselli 

CIUDAD DE MÉXICO

América comenzó el Clausura 2015 como terminó el Apertura 2014: ganando. Con un 'doblete' de Oribe Peralta y otro tanto de Darwin Quintero, las Águilas vencieron 3-2 al León, que acortaron distancias con autogol de Moisés Velasco y una diana de Mauro Boselli.

El partido comenzó de un solo lado. Los azulcremas se mostraron dominadores y les bastaron cuatro minutos para abrir el marcador.

Al 4', Darwin Quintero metió un centro al corazón del área. Parecía fácil para la zaga esmeralda, pero terminaron por desviar la pelota que le quedó justo a Oribe Peralta. El 'Cepillo' agradeció el regalo y empujó el balón para el 1-0 del cuadro campeón.

La 'marejada' azulcrema no paró ahí. Tres minutos después, Benedetto se tiró por el costado izquierdo y mandó un centro pasado, Oribe, siempre Oribe, remató a segundo palo. 2-0 y América lucía poderoso.

Las Águilas de Matosas poco a poco bajaron el ritmo y una pifia permitió a los visitantes meterse al encuentro.

Minuto 25. José Juan Vázquez sale entre dos defensores por banda derecha. El 'Gallo' se metió como cuchillo en mantequilla rumbo al área rival. Sacó un centro al que Moisés Velasco llegó descompuesto. El juvenil del América se hizo un nudo y despejó la de gajos, pero ésta techó a Muñoz y se clavó en la meta local. Mala suerte para el vigente campeón y buena para los de Juan Antonio Pizzi. 2-1.

Y faltaba más de 'La Fiera'. Al 39', tiro libre por la derecha, Muñoz mide mal el balón y es un preludio del desastre. Boselli llega, con olfato goleador, choca la pelota con el hombro y es el 2-2.

El primer tiempo terminó con muchas emociones para la tribuna, pero con errores defensivos que pesaron en el electrónico.

Ya en la segunda mitad, bajaron, por momentos, las emociones y América trató de ir al frente para ir por los tres puntos.

Pasada la hora de juego, al 66', Osvaldo Martínez se convirtió en cirujano. El paraguayo metió un trazo exacto al pique de Darwin Quintero. El nuevo refuerzo azulcrema llegó preciso a la cita y definió de derecha para marcar el 3-2.

León no tuvo respuesta y América se volcó al ataque, muy al estilo de Matosas. Sin más que contar en el encuentro, la era del uruguayo comenzó con un triunfo, con buenos argumentos de los azulcremas, pero también con coass que mejorar.