Con gol de último minuto, América vence a Tijuana

Pablo Aguilar metió el gol del triunfo de las Águilas cuando el partido agonizaba en el Azteca; los azulcremas volvieron a ganar después de casi seis meses

CIUDAD DE MÉXICO

El 1 de febrero fue la última victoria de las Águilas en temporda regular en el Azteca. El América rompió la mala racha, ya que con goles de Raúl Jiménez y Pablo Aguilar, venció 2-1 a Xolos de Tijuana que se había adelantado con anotación de Juan Arango.

El conjunto de Antonio Mohamed, saltó al campo con su acostumbrada línea de cinco defensores y con ello, pretendía quedarse con la victoria pero se encontró con una escuadra de Tijuana bien parada en los primeros minutos del partido.

Al minuto 5 llegó la primera de peligro. Osvaldo Martínez sacó un riflazo a las afueras del área que paso rozando el travesaño de Cirilo Saucedo. 

Al 14' volvió a aparecer Martínez en el área. Un trazo por banda izquierda no fue cortado por la zaga norteña. 'Osvaldito' llegó para cerrar la pinza. Impactó de pierna derecha pero la pelota se fue desviada. El paraguayo perdonó a los dirigidos por César Farías.

Y cómo dice el refrán: "Gol que no anotas es gol en contra"...

Minuto 18 en la grama del Estadio Azteca. Dayro Moreno, por derecha, manda un centro medido a la posición de Henry Martín. El ex Yucatán, dentro del área, iba a sacar el disparo a bocajarro cuando Paul Aguilar lo carga irresponsablemente por la espalda. El árbitro pita el penal. Hay varios reclamos, pero el nazareno los ignora. Juan Arango toma el balón, dispara y cambia la pena máxima por gol. El 'capi' lo festeja. Aguilar sigue con el ceño fruncido. Xolos lo gana 0-1.

Más tarde, el árbitro se convirtió en protagonista del encuentro.

Al 33', Joe Corona recibió un pase donde se perfilaba solo contra Moisés Muñoz, pero justo cuando iba a encarar el mano a mano con el arquero, Daniel 'Chepe' Guerrero lo trabó para frenarlo. A pesar de ser el último hombre, Paul Delgadillo le sacó tarjeta amarilla.

Los minutos se escaparon y llegó el fin de la primera mitad.

Para el segundo lapso, Mohamed cambió el parado táctico de las Águilas y lo modificó a línea de cuatro; además, ingresó a Raúl Jiménez y Michael Arroyo en lugar de Juan Carlos Valenzuela y Luis Gabriel Rey.

Las Águilas retomaron el control del encuentro y poco a poco fueron replegando al cuadro norteño.

Al 60' Sambueza por fin se hizo presente. Rúbens recibió un balón y tras quitarse a un rival sacó un zapatazo potente que fue directo a la posición de Cirilo Saucedo.

Seis minutos después, al 66', Arroyo perdonó a la visita. Tras un buen centro por banda derecha, Michael llegó pleno con un cabezazo pero la de gajos se fue desviada del arco. El ecuatoriano perdonó.

Pero tanta fue la insitencia de los capitalinos que por fin lograron emparejar. Jiménez le ganó la espalda a los zagueros de Xolos, y ya con la pelota dominada tocó suave para bombear a Saucedo y marcar el empate. Golazo de Raúl, quizá el último en el futbol mexicano.

Todo salía mal para Tijuana: Saucedo tuvo que salir del campo por un choque que tuvo con Oribe Peralta. en su lugar entró Carlos Lajud.

La presión azulcrema siguió sobre la meta tijuanense y, otra vez, sería Martínez él que puso en apuros a los pupilos de Farías.

Al 82', Peralta recibió un balón de espalda, inteligentemente, el 'Cepillo' sirvió como poste y le dejó la pelota al paraguayo quien, sin pensarlo, metió un riflazo raso pegado a poste izquierdo, pero Lajud se estiró al máximo y atajó el tiro y, después, se lanzó por la pelota. Atajada que valía un punto.

A dos minutos del final, al 88', Jiménez quizo finiquitar el encuentro. Raúl sacó un disparo muy débil que, fortuitamente, se encontró con la figura de Lajud quien tomó el balón y resolvió el peligro.

Al 90+3, Oribe tuvo una de las últimas. Jiménez le puso un 'caramelo' a Peralta quien entró sin marca en el corazón de área. El 'Cepillo', metió un disparo apurado pero éste estuvo más cerca de los palcos del Azteca que de la portería. 

Pero hubo una última ocasión de gol. Un centro de lado a lado dejó solo a Pablo Aguilar, quien metió un cabezazo que se le fue entre las piernas a Lajud y, agónicamente, se incrustó en la portería fronteriza para marcar el 2-1 definitivo.

No hubo tiempo para más y el árbitro pitó el final del encuentro y, con ello, el paso perfecto del América con dos victorias en fila y la segunda derrota consecutiva del conjunto fronterizo.