El Pumas vs. América, un encuentro especial

Miguel España habló de la rivalidad que se vive en ambos equipos, la cual mencionó que creció en la década de los 80's

Sambueza en un duelo ante Pumas
Sambueza en un duelo ante Pumas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Auténticas batallas de orgullo, coraje y pasión, se han dado con el paso del tiempo entre dos de los equipos más populares del futbol mexicano, los Pumas de la UNAM, y las Águilas del América, escuadras que forjaron una rivalidad que parece no tener fin, tanto que dicho duelo, se considera un clásico más del balompié nacional.

Un sin fin de emocionantes momentos llegan a la mente al recordar los duelos entre felinos y azulcremas, goles, campeonatos, errores, remontadas y, por su puesto, a los actores principales, los jugadores; al acercarse otra cita de este tipo, un emblemático del Club Universidad, comentó lo que es vivir la intensidad del clásico Pumas-América.

“Esta rivalidad se acentuó en los años 80, con la primera nal que fue en la temporada 1984-85, en un hecho histórico porque fueron tres partidos, después la 87-88 y la 90-91; América era un equipo con mucho apoyo económico, con muchas contrataciones, mientras que nosotros éramos más austeros, un equipo juvenil, salido de la cantera. Se trata de rivalidad, competencia y deseos de ganar” recuerda el ex mediocampista.

Amargo recuerdo

En el Verano 2002, la ilusión de Pumas por llegar a otra nal, en esa ocasión contra el Necaxa, se vio opacada tras la victoria de 2-1 por parte de los de Coapa, en el Olímpico Universitario; en la antesala del encuentro decisivo, Miguel España fue partícipe de una desafortunada jugada, en la que el balón se clavó en su propia meta, un tanto que pesó para la eliminación auriazul.

“Viví de todo contra el América, recuerdo que les metimos una goleada de 5-0 en Ciudad Universitaria, partidos muy cerrados, expulsiones, penales y sí, aquel autogol fue un accidente, en una jugada por el lado derecho, en donde de repente, mandan un centro que pasa justo por encima de Cristian Ramírez, y ya no pudo reaccionar, moví chueca la pierna y ataqué mal la pelota, fue desafortunado y más en contra del América” manifestó España, a la distancia de un amargo momento