La defensa de América se desinfla

La zona baja del cuadro azulcrema se ha visto vulnerable en los últimos partidos y dejó de ser de las mejores del torneo

La defensa de América, lució mal ante los Gallos Blancos
La defensa de América, lució mal ante los Gallos Blancos (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La consistencia es aún el tema pendiente en América, por una u otra razón el equipo de Antonio Mohamed sigue dejando puntos en el camino y aunque mantiene el liderato de la Liga, el equipo está lejos de mostrar un rostro implacable.

No se duda que las Águilas encuentran pasajes de buen juego, que generan llegadas y que obtienen triunfos inobjetables, ante equipos de buen pedigrí como fue ante Monterrey  pero también el cuadro de Coapa arroja dudas, sobre todo en sector defensivo. Los azulcrema se habían convertido en un equipo decidido en las áreas; eran solventes atrás y contundentes al frente, aunque sus delanteros no fueran los encargados de hacer los goles.

Pero en los recientes juegos, la zaga se ha tambaleado, errores puntuales han llevado a que el equipo vea incrementado el porcentaje de goles en contra; los muchachos de Antonio Mohamed han penalizado atrás y la puntería no termina de encontrar el punto fino en ofensiva.

Hasta antes de la Jornada 12 cuando se midió con Cruz Azul, las Águilas habían recibido apenas 7; eran, junto a Monterrey, de las mejores zagas. Solo Morelia le había marcado dos goles, pero ofensivas como las de León, Tigres o Pachuca se tuvieron que conformar con un gol, o bien no lograron hacerles daño.

Son detalles que hay que solucionar, ya son dos partidos con más de dos goles en contra”: Muñoz"


En esas fechas su promedio de goles en contra era de 0.6 por partido, pero en la Jornada 12, que marcó el juego contra La Máquina, a la defensa azulcrema se le poncharon las llantas y en los últimos cinco minutos recibió tres goles.

Catástrofe en el Azul

Cruz Azul vino a mostrar las dei ciencias de las Águilas. En los primeros 12 minutos el cuadro celeste había dispuesto de tres aproximaciones: una volea de Báez, un tiro libre de Barrera y un cabezazo de Formica. Acto seguido, en una jugada en la que América ofendía, Barrera armó una contra por la banda derecha. Atacaban tres jugadores azules y defendían cinco americanistas. Pablo dio para Formica, que fue más rápido que Paul Aguilar y Paolo Goltz, Mauro dio para Pavone, quien siguió la jugada, y en el área dei nió con un derechazo ante la barrida desesperada de Paolo Goltz. Ni el central por izquierda (Aguilar) ni el lateral por esa zona (Osmar Mares), pudieron evitar el gol.

"Pagamos muy caro los errores; hay que corregir, lo importante es no caernos”: Mohamed


En el segundo tiempo América adelantó líneas, mejoró su cara, pero volvió a dejar espacios. Al minuto 84 perdió una pelota en medio campo, un balón filtrado a la espalda de la defensa volvió a causar estragos, Layún (quien ya jugaba como lateral por esa zona) fue pillado lejos de su sitio, Aguilar tampoco estuvo alerta y Joao Rojas le ganó en el movimiento a Jesús Molina, quien pidió fuera de lugar, pero Goltz se quedó atorado.

Joao centró a placer, Pavone y Goltz chocaron y Chaco entró solo por izquierda sin que Paul Aguilar le hiciera sombra.

En el 89’, cayó el gol de Gerardo Flores, América defendía con ocho jugadores, pero Flores se fue de Gonzalo Díaz, Pavone le habilitó con una pelota que techó a Goltz y el cementero dei nió cruzado para batir a Muñoz. 

En la compensación, América estaba roto y Cruz Azul envalentonado. Un largo pelotazo fue bajado por el Chaco, toque a Joao, quien superó en el arranque a tres jugadores americanistas y cruzó a Muñoz. El desplome estaba consumado.

América se fajó con Monterrey, mantuvo el cero ante un equipo que traía en sus i las a Dorlan Pabón, quien pelea por el liderato de goleo. 

Frenaron al colombiano y a su socio Humberto Suazo. Un triunfo por 2-0 que según Mohamed volvió todo a su cauce normal. Daba la impresión que América se hacía consistente.

Desplome en Querétaro

Vino el juego contra Querétaro, un partido que tuvo matices. A los 24 minutos una pelota perdida en medio campo acabó en un balón i ltrado para Camilo Sanvezzo que sacó renta del mal posicionamiento de la zaga, un fuerte disparo con derecha que venció a Muñoz.

Luego, en un tiro libre a favor, Sambueza cobró mal, Sanvezzo robó la pelota y montó un contragolpe letal, Rubens no alcanzó al brasileño, Mares tampoco pudo cerrarle el paso ni cortar su servicio a William da Silva que superó a Muñoz. Las fallas del fueron aprovechadas por los Gallos.

En el segundo tiempo América tiró del orgullo, echó mano de la gallardía y empató el juego. 

Tuvo 39 minutos un hombre más, merodeó la victoria, pero la fe de los Gallos fue más grande que la americanista, y en la última jugada del partido, otra vez Sanvezzo les armó una i esta, el brasileño hizo añicos a tres jugadores azulcremas y venció a Muñoz.

América ha pasado a ser un equipo endeble, en la recta i nal está mostrando el lado flaco en defensa. En los últimos tres partidos ha recibido 7 goles. Su promedio en estos juegos es de 2.3 por partido. En la temporada promedia 1 gol en contra por partido, la línea defensiva que hasta hace tres jornadas se veía como un muro sólido, ha demostrado que en cualquier momento puede venirse abajo.