Concachampions, deuda pendiente de América

Las Águilas se presentan en la justa de Concacaf con la encomienda de mantener el tono competitivo que ha mostrado en el arranque de la Liga

Paul Aguilar, defensa del América
Paul Aguilar, defensa del América (Mexsport)

Ciudad de México

América es un equipo ambicioso, es bueno que lo sea, porque una institución grande siempre está obligada, por el peso de su historia, a pelear en cualquier frente con la misma necesidad de obtener buenos resultados. La plantilla actual asume el reto de esa exigencia y saben que esta noche, en el arranque de la Concachampions, ante el Bayamón de Puerto Rico deben hacer válidas todas las etiquetas.

Las Águilas inician su participación en el torneo de Concacaf, un certamen largo que a veces, y según sea el caso, puede considerarse como estorboso y de mucha duración, pero en Coapa lo toman como otra competencia en la que tienen como objetivo mostrar una buena imagen y ser un equipo que compita por el título que da el pase al Mundial de Clubes de 2015.

“América juega finales cada fin de semana. Este club para eso está”

Aunque en América también existe un aire de revancha, un sentimiento por reivindicar lo que salió mal en la edición pasada, cuando fueron eliminados en la fase de grupos por el Alajuelense de Costa Rica. Un golpe que no se ha olvidado y que el equipo actual asume como una deuda que se tiene en la institución.

Paul Aguilar, defensa de las Águilas, señaló que "este club cualquier torneo que juegue lo tiene que jugar para ganarlo, tenemos una espina clavada por el torneo anterior, nos enfocamos en lo que viene e igual que en la Liga hay que salir a ganar y buscar el campeonato".

Aunque Paul descartó que exista una obligación de golear, si aceptó que esta noche en el Azteca América debe "jugar bien, hacer buen futbol y ganar".

“Tenemos una espina clavada por lo que pasó en el anterior”


El rival de esta noche, el Bayamón de Puerto Rico. A priori, es un sinodal de calidad inferior en todos los sentidos, pero si algo enseñó la edición pasada de este torneo es que "hoy por hoy no se gana con la playera, hemos visto que el futbol centroamericano sigue avanzando y creciendo, hay que dejar todo en la cancha para poder ganar. Hay que salir a jugar con mucha actitud y ganas de salir a ganar", añadió Aguilar.

Antonio Mohamed podría darles actividad a jugadores que han tenido poco rodaje. Con el buen arranque del torneo, el Turco tiene la posibilidad de hacer que el resto de su nómina mantenga el tono competitivo y se muestre para ir ganando minutos en la Liga.

Osmar Mares, quien ha figurado como titular por las lesiones de Miguel Layún, destacó que en el cuadro de Coapa existe una "muy buena competencia interna y muy fuerte, cualquiera está para jugar, así lo hemos demostrado, el equipo no ha dejado de ganar estando quien sea en la cancha".

El defensa azulcrema, coincidió con Aguilar en el sentido de que en las Águilas existe la obligación de obtener buenos dividendos en cada partido, porque América "es un equipo grande que juega finales cada fin de semana y las ha sabido aprovechar. Este club para eso está: para hacer grandes partidos, competencias y campeonatos, hay que exigirnos para conseguir más títulos".