América, por el broche de oro

En América priorizan afinar detalles y obtener la victoria ante Atlas en el Estadio Azteca para consolidar su liderato y llegar al cien a la Liguilla


América enfrentará su último partid de temporada regular frente a Atlas
América enfrentará su último partid de temporada regular frente a Atlas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El empate de último minuto que América logró en el Nemesio Diez ante Toluca, dejó buen cuerpo al equipo azulcrema, la plantilla consideró justo el punto obtenido. Primero, porque les mantenía líderes del torneo, una distinción que han defendido desde la Jornada 3. Segundo, porque habían hecho un partido en el que la derrota no era merecida, pues el dominio fue alterno y tuvieron llegadas de gol. 

También hubo razones futbolísticas, la cara del primer tiempo se acercó a la de los mejores días y el tanto de Oribe avisó que el espíritu de lucha sigue vivo, y eso en las Liguillas suele ayudar a cambiar la suerte en momentos capitales.

"Este es el América que van a ver en la Liguilla, peleando hasta el final y luchando por cada pelota”, Oribe Peralta 


La prioridad del equipo y la idea que está clavada en la cabeza de todos los jugadores, del entrenador y de la directiva, es no soltar el sitio de honor, nada de cábalas ni maldiciones, no hay espacio para pensaren cosas raras. Lo futbolístico será lo que determine al campeón y si el equipo defendió tantas semanas la cima de la clasiicación no quieren perderla y mucho menos en casa y cerrar de local siempre tendrá sus ventajas.

Los jugadores azulcremas resaltaron el accionar del primer tiempo, cuando Toluca no veía la pelota, porque América la circulaba y le daba profundidad a sus ataques por ambas bandas. Era la imagen del líder que quieren proyectar. 

“Este es el América que van a ver en la Liguilla, siempre peleando hasta el final y luchando por cada una de las pelotas”, avisó Oribe Peralta, el delantero que se ha caracterizado más por el intervencionismo en los partidos y que espera poder encontrar más goles en los momentos importantes del torneo y cuando más valía tienen.

"Hay dos semanas para llegar en un óptimo nivel a la Liguilla y darle a la gente lo que se merece”, Miguel Layún 


A esas intenciones se sumaron más jugadores, Miguel Layún, capitán de las Águilas y quien volvió al cuadro titular resaltó que después de empatar hay que pensar en trabajar estas semanas para poner el equipo en el punto ino que los haga acercarse al nivel que desean para pelear por el campeonato.

“El equipo mostró una cara importante, quedan un par de semanas así que todavía podemos mejorar varias cosas de cara a lo que viene. Por ahí hemos tenido partidos que no han sido los óptimos en el funcionamiento en el desempeño individual y colectivo, pero tenemos dos semanas para llegar en un óptimo nivel para encarar la Liguilla y darle a la gente lo que se merece”, dijo el mediocampista.

Mientras, Paolo Goltz priorizó el hecho de que América, en el Nemesio Diez, volvió a acercarse al equipo que pretenden, que no se achicó en una cancha que suele ser una aduana difícil y en la que resulta complicado salir a asumir un papel protagónico. 

“El primer tiempo fue bárbaro, le metimos mucho ritmo, controlamos la pelota, creamos bastantes situaciones, quizá la diferencia hubiera sido mayor, nos terminan empatando en el primer tiempo; el segundo no fue de la mejor manera, pero nunca dejamos de ir a buscar el partido, empatamos, llegamos a la última fecha líderes y deinimos todo en nuestra casa”, dijo.

El central argentino rindió mérito a que “desde el principio mostramos esta actitud de pelear hasta lo último, en las primeras fechas es donde más se notó, ganamos los partidos en lo último, pero lo hacemos siempre, tenemos jugadores muy desequilibrantes, y hay que estar muy atentos, porque más allá de que se empató como visitante en una cancha difícil, hay cosas que mejorar, mantener la intensidad; se ha notado que el equipo tiene muchas ganas de afrontar todos los partidos con la mayor seriedad posible”.

Sí, el empate con Toluca valió mucho en lo anímico y esa carga emocional durará hasta el juego contra Atlas, porque ahí a América le bastaría con un empate para asegurar esa etiqueta de superlíder. “El equipo ha trabajado para estar ahí y va a buscar mantenerse así, (contra Atlas) va a ser un partido interesante y no hay de otra más que ganar en casa”.

En América se valoró en demasía el punto ante los Diablos, sus sensaciones fueron buenas, se acepta que se tuvo un bajón en el segundo tiempo, condicionado por la salida de Sambueza, pero jugadores y cuerpo técnico creen que con carro completo, en el Estadio Azteca, conirmarán su nombre en la cima de la clasificación y unas semanas después pueden alcanzar la gloria del campeonato.