Hugo González afianza 'semi' de ida para América

Al menos dos pelotas rescató el portero amarillo para dejar a su club con ventaja mínima para la vuelta en casa de Monterrey

Ciudad de México

América venció uno a cero a los Rayados de Monterrey, ida de la semifinal del Clausura 2016, donde el portero crema Hugo González sacó al menos dos pelotas, atajadas que valdrían una Final del futbol mexicano

LA CRÓNICA

La primera acción de peligro corrió a cargo de Paolo Goltz, quien cobró falta en el borde del área y exigió a Jonathan Orozco en su costado izquierdo.
Carlos Sánchez, enseguida, probó los reflejos de Hugo González, quien mandó el disparo a tiro de esquina.

Como en el partido de la fase regular, los hombres de Antonio Mohamed no salieron a esconderse, propuesta ofensiva con llegadas incisivas de Edgar Castillo por la banda izquierda; incluso, al 21' enfiló solo frente a González quien, como último recurso, sacó la pierna derecha, abajo, y evitó el uno a cero.

El guión vertical de ambos no cesó y, en un pase cruzado, Orozco saco de la línea una pelota que ya tenía aroma de diana: duelo de semifinal en el Azteca.

Cuarenta y ocho en el crono y la grada amarilla explotó: Osvaldo Martínez penetró por el centro del área y fusiló a Orozco para el uno a cero.

"¡Quiere llorar, quiere llorar!", en grito a la parcialidad rayada que fue minoría en Santa Úrsula, a diferencia de la fase regular.

Turno para Rubens Sambueza, quien se perdió la vuelta de cuartos contra Chivas, coreado por su nación, en cambio de Darwin Quintero. Dominio de la oncena de Nacho durante el primero cuarto de hora del segundo tiempo, matizado con latigazos a cuenta gotas de los Rayados.

El visitante desapreció, aunque, al 78', Hugo sacó una pelota que valdría Final del futbol mexicano; a contrapie, en disparo de Edwin Cardona, después de driblar como crack a la zaga crema, mantuvo el uno a cero.

La Fiesta Grande es torneo aparte y América se hace fuerte en el Azteca; dos victorias, la anterior contra Chivas, y ahora los regios, quienes tendrán la tarea el sábado en la vuelta de evitar que anote un cuadro de Coapa que, como visitante, siempre es protagonista. El empate a cero daría el boleto a las Águilas para pelear su corona antes del centenario.