Unas Águilas equilibradas

En el sector defensivo, América ha tenido un desempeño destacado; cuenta con una de las mejores zagas en el Apertura 2015 y mañana tratará de conservar en cero su portería durante un clásico que tendrá sabor a Liguilla


Ignacio Ambriz, técnico del América
Ignacio Ambriz, técnico del América (Mexsport)

Ciudad de México

Ignacio Ambriz es un entrenador que prioriza el equilibrio, nada de esas teorías de atacar sin reparo; pero tampoco una defensa a ultranza, más bien, le gusta que su equipo se defienda y ataque  estableciendo un orden en las transiciones que debe ejecutar en la mezcla de las labores defensivas y ofensivas.

 El torneo no ha sido sencillo a la defensiva, aunque hubo un momento en el que la armonía también existió en la retaguardia azulcrema; fueron las jornadas de bonanza en las que América solventaba lo que le remataban, partidos en los que Moisés Muñoz o alguno de sus guardianes que tiene por delante custodiaban su portería del ataque enemigo.

Como es de esperarse en un equipo como América, su aparato defensivo cuenta con jugadores de prestigio, tipos de oficio que levantan la voz cuando es preciso, que ponen la pierna fuerte y marcan la zona. Si bien las tareas defensivas competen a todos, desde los delanteros que presionan la salida rival, los mediocampistas que ejercen de ladrones y se plantan delante del área para ensuciar la jugada enemiga; posicionalmente son un portero y cuatro bastiones los que sostienen al equipo.

Moisés Muñoz, Paul Aguilar, Paolo Goltz, Pablo Aguilar y Miguel Samudio edifican el muro defensivo de las Águilas, que hasta ahora han recibido 20 goles, son la tercera mejor defensiva por detrás de Tigres (16) y Pumas (19). Una estadística que demuestra que América no ha salido del top en cuanto al comportamiento defensivo.

Pablo Aguilar es el defensa que mejor rendimiento ha tenido en el aparato defensivo, el paraguayo se he erigido como general de la zona y ha estado presente en todos los minutos del curso. El guaraní es un líder de la zaga y un cabeza dura, pertenece a una raza de  jugadores que han dejado escuela en México y Pablo es visto como uno de las referencias en el presente y futuro inmediato.

Moisés Muñoz es un tipo de garantías bajo palos, portero de selección nacional y un hombre que juega bien con los pies, su presencia es fundamental para transmitir serenidad, gracias a los reflejos que ha mostrado en estos años en Coapa.

Paolo Goltz es el complemento en la central, un hombre de férrea marca y que no especula a la hora de ir a buscar la pelota. Paul Aguilar es un lateral con alma aventurera para irse al ataque, le gusta pasar la línea de medio campo y cuando anda fino en el servicio suele ser letal. Además es un marcador por naturaleza que saca provecho de su velocidad.

Miguel Samudio suele ser la par de Paul por la banda izquierda, pero el paraguayo se perderá este duelo por acumulación de tarjetas, así que su sitio (en principio) será tomado por Osmar Mares.

Ayuda desde la media

El funcionamiento defensivo de América cuenta también con el soporte que le dan los centrocampistas que buscan evitar que el balón llegue a la zona baja. En esas funciones, Daniel Guerrero y Osvaldo Martínez ejercen como contenciones que se posicionan delante de los defensas. Cuentan con el apoyo de los volantes (Sambueza y Andrade, mayoritariamente).