América y su inmediata revancha

América finalizó su participación en el Mundial de Clubes, ahora buscará que 2016 sea un año en el que vuelva a consolidar su proyecto deportivo y que la cosecha de campeonatos se mantenga  

Jugadores de América durante un partido en el Mundial de Clubes
Jugadores de América durante un partido en el Mundial de Clubes (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

América se despidió de Japón con cierta nostalgia, no hay duda de que hubieran deseado romper filas hasta el próximo lunes. No pudo ser y ahora toca descansar, recargar baterías y empezar a pensar en 2016, un año que estará marcado por los festejos del Centenario del club, un año en el que la exigencia de ser protagonistas será más grande.

Aún no hay una postura oficial sobre las palabras de Ricardo Peláez, el presidente deportivo, que señaló el pasado lunes que su continuidad —y por ende la de Ignacio Ambriz— serían evaluadas por los altos mandos de Televisa.

Sin embargo, es un hecho que Ricardo se mantendrá, le avalan los títulos ganados y que en lo deportivo el club se ha instalado en la bonanza. Nacho seguiría en su puesto con la necesidad de entregar resultados inmediatos.

Nadie al interior del club ocultó que la participación en el Mundial de Clubes fue un fracaso, pero a fin de cuentas se llegó hasta acá porque se tuvo la capacidad para ganar un título internacional.

También, avisó Peláez, se peleará con todo por volver el año que entra para sanar las heridas, hay un largo año por delante, pero la mente estará enfocada en ello.

Por más que el final del 2015 no tuvo un cierre como se esperaba, no hay motivos para decisiones viscerales, aunado a que el equipo tendrá un corto periodo de descanso, el regreso a la competencia está a poco más de tres semanas y los cambios estructurales podrían alterar el ecosistema de manera riesgosa.

La victoria ante el Mazembe fue un consuelo bajo, pero al menos devolvió la serenidad. A la salida del estadio, las palabras de algunos jugadores fueron un indicativo de la hoja de ruta para el futuro, sobre todo las de Rubens Sambueza, el capitán de las Águilas ofreció detalles de lo que habrá.

Sobre la continuidad de Ambriz, Rubens dijo que “es bueno, se vienen cosas importantes con la Concachampions, el torneo local y la idea es conseguir cosas lindas; no hay por qué desarmarse.

Nos dieron unos días para descansar, volver el 30 con todo el grupo, la directiva nos habló y nos dijo que vamos a seguir todos, que el cuerpo técnico seguirá al margen de que (en el Mundial) fue una derrota dolorosa quedar eliminados, no hay que cambiar todo porque hemos hecho cosas buenas”.

Palabras claras de que el club solo tendrá algunos ajustes y matices concretos para potenciar aun más al grupo. Uno de los aspectos que Peláez manejó sería ajustado, es el de la disciplina en cuanto a la cantidad de tarjetas que recibe el club, este semestre fueron el que más vio, por lo que el propio presidente deportivo dijo que uno de sus compromisos es ubicar a América entre los cinco equipos más disciplinados. Algo que ve con buenos ojos el capitán.

“El tema de las tarjetas sí nos habló la directiva y dijo que habíamos sido un equipo muy indisciplinado y la idea es poner alguna multa con las tarjetas y después el tema es de actitud”.

AMBRIZ CONFIRMA AL URUGUAYO BRIAN LOZANO

Con el proyecto deportivo sin alteraciones mayúsculas, la confección del equipo arrancó ya con un par de ajustes que tanto la directiva como el cuerpo técnico consideran pertinentes.

William da Silva fue el primer en ser confirmado por la presidencia deportiva. El volante brasileño fortalecerá el medio campo y se ve que puede ser un jugador que ayude en la media de contención ante la baja por lesión de Javier Güémez, quien prácticamente no estará activo en el primer semestre.

Ayer, al final del partido contra el Mazembe, en el que América amarró el quinto lugar del Mundial de Clubes, Ignacio Ambriz confirmó la incorporación del delantero uruguayo Brian Lozano, quien es visto como la nueva promesa del futbol charrúa y que dará más potencia y competitividad al ataque azulcrema.

“Tuvimos una plática muy importante ayer (martes) en la mañana. Está ya contratado lo de Lozano y estaremos esperando qué posibilidades tenemos de traer una o dos gentes que nos permitan fortalecernos más”, dijo Ambriz como síntoma de que América tendrá una plantilla que aspire mantener el protagonismo que le demanda su escudo.

América dice adiós a Japón, lo hace con cierta nostalgia, aprieta el semblante y le promete al país nipón que hará hasta lo imposible por volver el año que entra. Se conjurará para ello. Cosas del futbol, las Águilas se van tristes de Osaka, pero en 2016, el primer título por el que pelearán será el que les garantizaría su regreso al Mundial de Clubes, pues la Concachampions es el primer torneo en concluir el año próximo. Pronto sabrá el americanismo si tendrá su revancha de lo ocurrido en Japón.

“Hablé con los jugadores y quieren revancha; queremos ser campeones de Concacaf y volver a estar aquí”, zanjó Nacho en su conferencia. Hay trabajo por delante para que así sea. L