Las fortalezas del campeón

El descalabro que América sufrió ante Tijuana no mermó el ánimo del plantel, pues todos saben de su potencial, mismo que esperan incrementarlo conforme pasen los días de trabajo

América previo al juego contra Tijuana
América previo al juego contra Tijuana (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La autocrítica ha llegado de buena manera a Coapa,la derrota ante Tijuana no trajo secuelas graves, las normales de un cuerpo técnico y una plantilla que buscan dar con el punto de equilibrio que les permita compensar su afán de ir al ataque, con una solvencia defensiva.

Gustavo Matosas y sus muchachos trabajan en ello. Perder el invicto dolió, pero más allá de la amargura, la mente está puesta en encontrar soluciones y en potenciar las virtudes, porque América tiene materia prima para lograr el balance deseado.

Pablo Aguilar, defensa de América, comentó que ya se acercó con Gustavo Matosas para buscar corregir la descompensación que existe en defensa.

"Uno se siente un poquito desprotegido cuando pasamos todos al ataque", reconoció, pero el mismo central avisó que no es para entrar en estado de alarma, sino "para corregir, recién comienza el torneo, de apoco nos vamos acostumbrado a lo que quiere el profe y en este partido (contra Puebla) creo que se va a ver una mejora en ese aspecto".

En primer plano para lograr el equilibrio deseado, América cuenta con Matosas, un entrenador receptivo que escucha a sus jugadores y está abierto al aporte de la plantilla, nada mejor que las sensaciones de sus pupilos para dar con los matices a corregir.

Después, la propia plantilla en la que habitan elementos de características ofensivas que son capaces de liquidar un partido en un santiamén. De medio campo hacia al frente las Águilas tienen dinamita pura.

Dos de los mejores goleadores del año pasado: Oribe y Benedetto, y un jugador punzante como Darwin Quintero, capaz demontar ataques endemoniados.

En el centro del campo el cuadro de Matosas, también ha dejado pinceladas de las transiciones rápidas que pueden ejecutar; tipos como Sambueza, quienes un generador nato de juego ofensivo, además del equilibrioy toque fino que se gana cuando Osvaldo Martínez entra en el campo de juego, de hecho el ingreso del paraguayo fue capital para lograr la victoria ante León, un pase suyo rompió la línea defensiva de los esmeraldas, la asistencia de Osvaldito se combinó con un movimiento perfecto de Darwin que le ganó la espalda a los defensores leoneses.

En la defensa cuenta con tipos calados, Paul Aguilar, Paolo Goltz y Miguel Samudio que recién llega al cuadro de Coapa. Cuatro hombres que han sufrido y resentido el cambio de sistema y la nueva concepción futbolística, pero nadie duda de su pedigrí.

Y en la portería Moisés, quienes garantía y ya ha tenido intervenciones capitales.

MÁS QUE UNA DERROTA

A América hay que reconocerle —y por qué no, también agradecerle— que no ha cedido en su afán de ir en busca del arco contrario, no en vano sus dos partidos son de los que mejor espectáculo se ha visto, gracias a la propuesta ofensiva.

La explicación a sus huecos en defensaes que el equipo aglutina más elementos en campo contrario.

El volumen de juego ofensivo de las Águilas ha sido constante en ambos partidos, y no cesará porque Matosas no va a traicionar su código genético.

Si se habla del descalabro en Tijuana y la vulnerabilidad en zona baja. Hay que destacar que en los primeros diez minutos del viernes, América ya había armado dos acciones en ataque y Matosas, desde la raya de cal, los mandó siempre al frente.

El acompañamiento entre los jugadores poco a poco se va solidificando, se busca darle amplitudal campo y tener profundidad por las bandas.

Se juega con quien ejerza de centro delantero, porque en los movimientos de ataque por ese puesto llegan a transitar los tres hombres de ataque.

Oribe ha marcado dos goles, Darwin uno más, Benedetto ha puesto un pase para gol y ha generado un penal. Los tres intervienen de manera directa en el juego ofensivo.

América tiene y puede ser lo que se espera, el acoplamiento se dará con el trabajo diario, pues no se puede olvidar que Matosas no tiene ni un mes trabajando en Coapa.

"Recuerden que llevamos tres partidos con Gustavo Matosas, solo nos ha dirigido en tres partidos, entonces, un cambio tan radical no se puede ver tan rápido, es un proceso que estamos viviendo, nuestro trabajo lo hacemos conforme van avanzado las jornadas, no es malo el paso que llevamos y si continuamos con la buena labor que estamos haciendo; empapándonos de la idea futbolística de nuestro entrenador y al mismo tiempo hallar ese equilibrio que tanto hemos mencionado, el equipo se puede ver muy fuerte en la medida que seamos capaces de llevarlo a la cancha lo más pronto posible, ojalá que continuemos con esta progresión y podamos ver un equipo como lo queremos", comentó Muñoz, el portero del equipo y uno de los capitanes.

América se fortalece internamente para ser más equilibrado sin dejar de ser ofensivo.