La mortificación de Mohamed

Al entrenador del América no le agrada la actitud violenta con la que reacciona Sambueza, pero admitió que es uno de sus mejores elementos

Antonio Mohamed, entrenador del América
Antonio Mohamed, entrenador del América (Mexsport)

Ciudad de México

Las constantes expulsiones de Rubens Sambueza y el carácter explosivo del ofensivo sudamericano molestan en el seno del vestidor de las Águilas del América, así lo expresó el timonel del cuadro de Coapa, Antonio Mohamed. Para el Turco, la inestabilidad con la que el naturalizado se desempeña en la cancha es motivo suficiente para reconsiderar su incorporación en el encuentro de este fin de semana ante Querétaro.

En el encuentro que las Águilas perdieron por marcador de 1-2 ante Cruz Azul, en la Jornada 14 del torneo, Rubens recibió tarjeta roja al hacerse acreedor de la segunda amarilla en el juego por protestar una decisión del árbitro Fernando Guerrero, en el minuto 92. Por esa expulsión, el atacante azulcrema se hizo merecedor a un partido de suspensión, mismo que ya cumplió, pero ahora el estratega tiene dudas en alinearlo para el cotejo de este sábado.

"Mañana (hoy) me decido ponerlo o no. Para nosotros, Rubens es un jugador importantísimo, claro, ahora falta que también él entienda que es un jugador clave y que no puede faltar en los 90 minutos del partido. Es una cuestión que pasa por él, ya lo hemos hablado mucho y a lo largo de su carrera siempre ha sido así, y esperamos que cambie, porque cuando pierde la paciencia perjudica el equipo. Tiene que tomar conciencia de eso, y sí me molesta que se haga expulsar así".

SINODAL COMPLEJO

Con cinco partidos sin ganar en el Estadio Azteca, América es actualmente el cuarto lugar en la clasificación general, con 23 puntos, pero Antonio Mohamed sabe que el cotejo contra los Gallos Blancos no será sencillo y que la victoria le otorgaría a su equipo la posibilidad de amarrar un boleto a Liguilla. Aunque los dirigidos por Ignacio Ambriz, con 20 unidades en su haber, cuentan de igual forma con aspiraciones para llegar a la fiesta grande del balompié nacional.

"Es muy linda la presión que tenemos ahora, al menos a mí me gusta lidiar con ella, porque tenemos que ganar sí o sí, y sabemos que únicamente depende de nosotros, de nadie más, para clasificar. Ellos (Querétaro) canalizarán todas sus fuerzas, sabiendo que tienen todo por ganar y poco que perder. Ganando estamos dentro de la Liguilla y eso hace que el partido sea importante".