América es el rival a vencer

Sambueza, pilar del cuadro americanista resalta que con cada logro obtenido, el equipo se vuelve más importante y con ello, las otras escuadras tendrán mayor deseo de vencerles 


Rubens Sambueza, jugador del América
Rubens Sambueza, jugador del América (Mexsport)

Ciudad de México

América ha encontrado la consistencia que toda la institución buscaba, las Águilas mandan en el Apertura 2014. Los rivales han sentido la presión de enfrentar al cuadro de Antonio Mohamed, porque el espíritu de lucha se manifiesta en cada acción en disputa.

Sea Liga o Concachampions, el cuadro de Coapa impone su ley; en la competición casera les ha tocado pasar ratos de apremio, y han tenido que encontrar la victoria en el último suspiro, pero eso es un valor agregado, porque América no conoce el conformismo y combate más allá de 90 minutos.

Rubens Sambueza, uno de los pilares del equipo azulcrema, señaló que las Águilas se han convertido en el rival a vencer "por los puntos que llevamos y porque vamos primeros, pero si seguimos con la mentalidad ganadora y con el buen ánimo que tiene el grupo, vamos a ser un grupo más competitivo y les va a costar a los demás ganarnos a nosotros".

Aunque lejos de ufanarse, el mediocampista tiró de humildad, otra virtud que él mismo, subraya, permea en el interior del vestuario, y matizó que no se sienten invencibles porque "hay varios equipos que nos pueden frenar, pero el futbol es de momentos; hoy América está pasando un momento muy lindo y hay que aprovecharlo".

Rubens también hizo autocrítica, pues si bien los números son redondos, hay cuestiones en las que se tiene que poner atención: "Nos falta un poco, hemos cometido errores que al Turco le han molestado y habrá que seguir mejorando para llegar lo más alto posible, todavía no hemos ganado nada, lo tenemos bien claro, solo cinco partidos, pero todavía falta mucho".

Y de nuevo la ambición. "Lo importante es ganar, la idea es seguir con la misma intensidad que maneja el equipo. Todos somos humildes, eso hace que mejoremos y que vayamos por el camino que estamos; habrá que seguir mejorando y hasta que no levante la copa no vamos a estar felices", comentó.