A resurgir en la Liga

Mejorado el estado emocional, América espera la recuperación futbolística en el Apertura 2015 a partir del sábado, cuando visite a Tuzos de Pachuca

Rubens Sambueza, durante el juego de anoche ante Motagua
Rubens Sambueza, durante el juego de anoche ante Motagua (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La victoria ante el Motagua de Honduras permitió que el estado emocional de América encontrara un punto de alivio. Regresa la calma a Coapa y ahora toda la entidad apuesta por aferrarse a ese triunfo para lograr una secuencia positiva que le permita reengancharse en la Liga. En el vestidor creen que si mantienen la inercia de juego y la contundencia los resultados positivos llegarán y un buen examen es la visita a Pachuca, un equipo que ha tenido un buen arranque de torneo.

El miércoles por la noche, la plantilla se despojó de la amargura que dejó la derrota con Atlas, los goles llegaron muy pronto, no importa que el rival haya sido un cuadro de menos empaque, lo que interesaba al conjunto azulcrema era recuperar sensaciones sin mirar al de enfrente.

América tuvo un punto de mejora, sobre todo en la contundencia, si el sábado desperdiciaron varias ocasiones, las que tuvieron contra los catrachos las mandaron al fondo. Lo que más agradeció Ignacio Ambriz, además del triunfo, es que poco a poco el equipo asimila su idea, que los conceptos empiezan a arraigarse en sus jugadores, cree el entrenador que el juego puede y debe ­fluir de mejor forma, pero se hará con el rodaje del equipo.

La mejor noticia para el entrenador, la grada y la propia plantilla, fue el ingreso de Rubens Sambueza en el cuadro inicial. Cambia la cara de las Águilas con su capitán sobre el césped, porque Rubens se convierte en catalizador del equipo, es el tipo que no duda para asumir los galones de guía del pelotón, su gol fue una muestra de la decisión que debe haber en cada hombre que vista la playera azulcrema.

Rubens, en su condición de capitán, avisó que el equipo debe hacer lo posible por no soltar esta inercia, que se debe tomar la victoria ante el Motagua como el punto de despegue y de reconciliación de un equipo que debe ser protagonista en la Liga. “En este equipo siempre hay presión, porque la obligación es ganar y siempre estar en los primeros lugares, el arranque que tuvimos no fue el adecuado, y era importante ganar (en Concachampions) para que el equipo retome confianza”, dijo.

Rubens apuntó que el equipo no había perdido la calma, pero que “hay que ser realistas y sí se salva un poco de presión”, máxime cuando recordó que en América “siempre está prohibido perder, si pierdes los focos rojos siempre se encienden, estamos tranquilos, estamos a muerte con el técnico, eso es lo más importante y la idea de él la vamos a seguir trabajando para que las cosas lleguen lo más rápido posible”.

Sambueza valoró que el equipo haya logrado un buen resultado en un torneo como la Concachampions en el que deben ofrecer una buena imagen, ya que son los actuales campeones y esto no les permite tener algún pestañeo.

“Era importante ganar en casa y con nuestra gente, creo que hicimos cosas muy buenas y lo importante es que estuvimos contundentes. Se dio todo como pensábamos, el triunfo, hacer goles y que los compañeros que no están aún bien físicamente puedan ponerse a punto para lo que viene en el torneo local”.

De cara al juego contra Pachuca, Rubens espera que el equipo pueda seguir por la senda que encontraron ante el Motagua. “Hay que ganar para que no se alejen tanto los primeros y para que sigamos creciendo como equipo, porque se vienen cosas importantes. Vamos a enfrentar a un rival muy complicado, cargado de muchos jóvenes que le dan mucha intensidad, esperemos hacer un gran partido”.