“No estoy desesperado”: Oribe Peralta

Pese a los 360 minutos que tiene sin anotar, Oribe Peralta dice estar tranquilo, pues no ha dispuesto de acciones a modo para ser el goleador que se espera

Oribe Peralta, en conferencia en Coapa
Oribe Peralta, en conferencia en Coapa (Mexsport)

Ciudad de México

El delantero vive del gol, se alimenta de las alegrías que provoca en la tribuna, ese momento de éxtasis que genera ver la pelota en el fondo, cuando la sequía aparece, hay algunos atacantes que caen en desesperación, la tensión les invade y les impide desempeñar su trabajo de la mejor manera.

No es el caso de Oribe Peralta, el delantero que llegó a América procedente de Santos y que aterrizó en Coapa para este torneo, con la idea de que se convirtiera en el killer de las Águilas. Algo que tampoco ha ocurrido.

Oribe es el delantero que más minutos acumula con América, ha completado todos los partidos con la playera azulcrema, ha marcado tres goles en nueve partidos, incluso se ubica por debajo de Raúl Jiménez, quien marcó cuatro, en cuatro partidos que jugó antes de marcharse al Atlético de Madrid; aun así, el Cepillo es el delantero más efectivo que hoy tiene a sus órdenes Antonio Mohamed.

El último tanto que marcó Oribe fue en la Jornada 5 (ante Morelia en tiempo de compensación), después se le apagó la luz —igual que al resto del equipo en tres partidos. Ayer se le preguntó a Peralta si esta situación de no marcar no le ha causado desesperación, su respuesta fue contundente.

"No estoy desesperado, solo que no ha entrado, si analizan los partidos he tenido muy pocas opciones de frente a la portería... tengo que estar preparado para cuando me llegue una opción concretarla", dijo el atacante.

Sobre esa carencia de ocasiones para que los delanteros conviertan, Jesús Molina, mediocampista de las Águilas, subrayó que falta "generar jugadas de gol, tener más posesión de pelota, jugando por fuera o por dentro, las jugadas se van a ir dando".

El contención azulcrema resaltó que "si Oribe no ha metido goles, ha peleado; el segundo gol con Pachuca él lo generó, es un juego de conjunto y los goles los puede meter el centro delantero o el defensa central, a final de cuentas somos la mejor ofensiva y si tengo que meter el gol yo, bienvenido sea". Una muestra del respaldo hacia el compañero.

Después, Oribe matizó que tampoco se siente satisfecho con lo que ha rendido para el cuadro de Coapa. "No ha sido suficiente, siempre quiero y espero dar más, el esfuerzo siempre lo doy. Me estoy matando por conseguir un objetivo (el gol) en un juego que es de conjunto, mientras el equipo gane, estaremos bien, pero siempre hay algo más para dar", comentó.

El semblante de Oribe no se descompone, su efectividad no es la más alta, pero hay que decir que interviene constantemente en el juego ofensivo de las Águilas.

El Cepillo se asocia con Osvaldo Martínez, Rubens Sambueza, Luis Gabriel Rey, con el compañero que se le acerque, si no está en condiciones de marcar o está comprometido, intenta descargar con otros jugadores para generar otra acción.

A Oribe lo buscan constantemente, pues sale del área para mostrarse como opción de pase. Ha participado en otras jugadas que también han derivado en goles. El 'Cepillo' no marca como desearía, pero eso no lo tiene estresado, aunque claro, un jugador de su calibre no puede pasar tanto tiempo en blanco.