Sin apoyo de México

El entrenador de las Águilas se quejó de que no tuvo apoyo de la Liga MX para reprogramar sus partidos por lo que su equipo no llega en las mejores condiciones 

Gustavo Matosas en el reconocimiento de cancha previo a la Final de la Concachampions
Gustavo Matosas en el reconocimiento de cancha previo a la Final de la Concachampions (Mexsport)

MONTREAL, Canadá

Gustavo Matosas, entrenador de América, confirmó que su escuadra no llega en las condiciones que él hubiera deseado, sobre todo porque Rubens Sambueza presenta molestias y lo esperará hasta el último minuto. El charrúa apuntó que tiene otro par de dudas, aunado a la actividad constante que acumulan sus jugadores, algo que dijo, se debe a la carencia de apoyo por parte del futbol mexicano.

"Hay mucha desventaja y encima en nuestro campeonato no nos echaron la mano, jugamos mañana, viajamos el jueves, el viernes preparamos el partido (contra Toluca) y el sábado jugamos de vuelta. Es duro, pero es lo que hay. Échale la mano a tu país, va el prestigio de la Liga y de México, porque este es un equipo grande del país", dijo el entrenador, quien añadió que el equipo llega al duelo de vuelta con "mucho cansancio, y encima en nuestro campeonato no nos echaron la mano,

comentó. Todo esto a razón de que el domingo, al final del partido contra Chivas comentó que no se pudo mover de fecha el duelo con el Rebaño y anteriormente Veracruz tampoco cambió el juego su partido del torneo local.

Respecto al estado físico de Rubens Sambueza, apuntó que "hay que esperar hasta mañana, se ha hecho un trabajo especial para recuperarlo, faltan 24 horas para el partido y vamos a esperar hasta mañana (hoy)".

Según Matosas, no arriesgará nada y en caso de que el argentino no llegue al cien no echará mano de él, por más que sea su jugador más desequilibrante. "Todos los jugadores en una final deben estar al cien por ciento, jugadores al 80 no es conveniente que jueguen una final, me gusta mucho lo que hace Rubens, pero todo jugador debe estar al cien".

Respecto al estado de la cancha, la cual terminó de ser colocada ayer, Gustavo apuntó que lo duro que se encuentra el césped será para los dos equipos "Es lo mismo, que se acuerden dónde empezaron a jugar, el jugador se debe poner a jugar, es lo mismo para los dos, es lo que hay por más que no estemos acostumbrados hay que darle para adelante".

Recordó su filosofía de que "las finales son para ganarlas, después las circunstancias del partido te van a dar otros contextos, pero para ganar la Final debes estar dispuesto a dejar la vida, no hay otra".

Sobre las declaraciones de los jugadores del Impact de Montreal, en las que busca picar a los mexicanos, apuntó que "los jugadores tienen que ser vivos, este es un partido en el que la cabeza tiene que estar fría y el corazón hirviendo, no hay que engancharse en nada".

Añadió que la recuperación de Oribe va por buen camino y que el hecho de que no jugara el Clásico ayudó en que su estado físico mejorara. "Mientras menos tiempo jugara iba a estar mejor para estar disponible y seguramente va para dentro".

Añadió que su equipo no se desestabilizará si recibe un gol, porque su prioridad es marcar uno para estar vivo en la serie. "Si recibe un gol no pasa nada, hay que hacer uno, esa es la clave". Sin embargo, también es optimista de cómo se ve al final del partido. "Sí, me veo con la Copa", respondió.