América, con principios bien definidos

Ignacio Ambriz tiene claro el rostro que las Águilas deberán mostrar en el arranque del Mundial de Clubes; el entrenador quiere un cuadro decidido como el que se plantó el domingo en CU


Ignacio Ambriz, estratega del América
Ignacio Ambriz, estratega del América (Tomada de Twitter @ClubAmerica)

Ciudad de México

América empezó a alistar los detalles para su debut en el Mundial de Clubes, poco a poco el equipo empieza a asimilar el entorno de Osaka, sobre todo el cambio de horario, las 15 horas de diferencia han pasado factura a los jugadores que llegaron fatigados por el largo viaje.

Ayer ya completaron su segundo entrenamiento, en el cual Ignacio Ambriz empezó a pulir los detalles para el juego del domingo contra el Guangzhou Evergrande de China.

 Ambriz asegura que el equipo ha dejado atrás el golpe anímico por la eliminación de la Liguilla, pero esa serie le dejó gratas conclusiones al entrenador, la principal, que aprendió de los errores que tuvo, sabe qué debe cambiar y cómo hacer que su equipo muestre la esencia que buscó a lo largo del torneo.

Osaka amanece fría, la temperatura en esta época del año oscila los 10 grados centígrados, pero el aire sopla helado, e incluso llueve de manera pertinaz. A esas condiciones se adapta América. “Estamos bien, siempre el cambio de horario es lo que cuesta, pero tenemos que estar enchufados en lo que viene, en hacer un muy buen partido contra el equipo chino.

Es un equipo muy peligroso, muy bien dirigido por el señor (Luiz Felipe) Scolari; sabemos que le gusta mucho presionar el mediocampo y presionarte en la salida.

Tiene varios jugadores interesantes, en el viaje me dediqué a ver los dos partidos que nos hicieron favor de grabar (de la inal de la Copa Asiática) y por lo que he visto no va a ser un partido nada fácil; además, puede llover y las canchas se vuelven más resbalosas y rápidas por eso necesitamos cuidar todos los detalles si realmente queremos hacer un gran partido y ganarlo”, reflexionó Ambriz.

Pero Nacho es consciente de que el cierre del torneo doméstico fue bueno, sobre todo porque el equipo llegó hasta Japón con ritmo de competencia.

“No tenemos pretextos, es lo que venimos buscando; desde que se pasó al Mundial sabíamos que si llegábamos a las finales del futbol mexicano podíamos llegar en un gran momento futbolístico y así estamos; es cierto que nos ha costado reanimarnos después de haber perdido el pase a la final, pero el partido ya está muy cerca y necesitamos prepararnos”.

 Es ahí cuando matiza que la Liguilla le dejó enseñanzas claras, porque él también falló, sobre todo en el juego de ida, cuando Darío Benedetto, su hombre más efectivo, se quedó en la banca. “Cometimos errores puntuales, empezando por mí con el planteamiento del primer partido cuando dejo a Darío en la banca; después nos equivocamos con tener dos expulsiones en el primer partido, y dos en el segundo partido cuando estábamos haciendo un buen partido.

Ahora estamos muy concentrados en lo que va a ser el partido del domingo y necesitamos ver ese América con esa agresividad y ese espíritu de lucha durante los 90 minutos, ese es el América que queremos”. Ambriz ha buscado tocar el ánimo de su equipo, hacerle ver que esta competencia tiene un impacto y un significado bastante grande.

“Me tocó vivir como jugador el primer Mundial de Clubes con el Necaxa, y ahora me toca como entrenador, de alguna u otra forma estamos representando a México, es cierto que defendemos los colores del América, pero le comentaba a los jugadores que veces no hay posibilidades de ir a jugar un Mundial con su selección y ahora hay un Mundial de Clubes, donde todos tienen una primera oportunidad, y estamos para cambiar la historia del futbol mexicano, que no hemos podido meternos entre los dos primeros lugares”.

 Nacho se emociona con su debut internacional, él sabe lo que es jugar fuera de México y la exigencia de otros rivales que están a la par de América o pueden estar arriba en otros niveles, pero esto es una competencia en la que se buscará trascender.

 “Se lo he hecho saber a los jugadores, que representamos al América, pero también estamos representando el futbol mexicano y tenemos esa ilusión por estar en una Final. Les he dicho a los jugadores que tienen que salir a disfrutarlo, jugar con la seriedad que siempre lo hace y con la ilusión de estar en una Final”