Los deberes del ‘Cepillo’ Peralta

Oribe se presentó con América, donde le esperan metas por cumplir; según sus capacidades y las necesidades del club al que llega, los alcanzaría sin sobresaltos

Oribe Peralta y Raúl Jiménez en un entrenamiento con América
Oribe Peralta y Raúl Jiménez en un entrenamiento con América (Club América )

Ciudad de México

Oribe Peralta no es ni será un jugador más en y para las Águilas del América, al menos es lo que esperan los directivos, el cuerpo técnico, sus compañeros y los seguidores del equipo de Coapa. El Cepillo arriba para ser figura.

El ex del club Santos Laguna, de 30 años, se integró a la disciplina de las Águilas como el delantero consagrado que ya es, su palmarés lo confirma: dos veces campeón de Liga (2008 y 2012), seleccionado nacional (16 juegos internacionales), monarca olímpico (Londres 2012), mundialista (Brasil 2014) y un claro referente de gol (16 con México, 115 con clubes desde 2013).

Los retos que Oribe Peralta afrontará en América son mayúsculos, pero a su alcance, siempre que se mantenga en forma y encuentre pronto el gol con su nueva camiseta; las Águilas debutan en el Apertura 2014 el sábado en el Nou Camp ante el campeón León y de alinear, es de esperarse que Oribe inicie su tiranía de goles, liderazgo y títulos.

1. Goles

El Cepillo Peralta jugó 9 temporadas con Santos Laguna –de donde salió como ídolo previo al Mundial- y en todas marcó cuando menos una vez; jugó 151 partidos de Liga para 74 goles, una anotación cada 180 minutos. En los recientes dos torneos América no ha figurado en la tabla de los mejores diez goleadores y Raúl Jiménez es quien más cercano ha estado, con 12 tantos en 27 juegos. Desde el extinto Christian Benítez, campeón de goleo en el Clausura 2013 (12), el club se fue alejando de las posibilidades de lograr el título 14 en este sector.

2. Liderazgo

Como en el Clausura 2012, cuando dos goles suyos en la fi nal le dieron el campeonato al Santos Laguna, América espera de Oribe que se convierta en un referente para el grupo. El club de Coapa tiene por característica contar con uno o varios personajes que sobresalen con sus cualidades excepcionales, sea técnico o jugador, y cada que hizo coincidir el ingrediente en el plantel, por lo general llegaron los títulos. Así sucedió con Miguel Herrera y Rubens Sambueza; ahora Oribe tendría que ser en la cancha la voz de Antonio Mohamed, quien encarne el espíritu de lucha.

3. Empatía

A la salida de Miguel Herrera, América perdió a su último gran éxito en la conexión equipo-tribuna, carisma que el Piojo replicó de forma natural con la selección nacional en la Copa del Mundo de Brasil, lo que resultó en otro boom mediático. Con el Turco Mohamed no sucedió eso en su primer torneo, ni sucederá, ese estilo no va con él. Sin embargo, la llegada de Oribe a Coapa, y mucho más importante al Azteca, deberá restablecer la comunicación con los fanáticos, como el futbolista consentido que es.