Todos contra América

Con gran inversión en refuerzos, incluso en dirección técnica, las Águilas arrancan la defensa del título y la busqueda del bicampeonato; los otros 17 equipos saldrán a quitarle la etiqueta de favorito al equipo de Matosas

Las Águilas, listas para su debut en el Azteca
Las Águilas, listas para su debut en el Azteca (Mexsport)

Ciudad de México

Llegó el día. La puesta en marcha del campeón inicia esta tarde en la cancha del Estadio Azteca, América arranca la defensa de su título con un solo objetivo que tiene el matiz de ser obligación: el bicampeonato.

Las Águilas versión 2015 se han hecho una escuadra con mayor solvencia y talento futbolístico, por si fuera poco tendrán los servicios del entrenador que se había puesto de moda en el último año y medio.

En principio, para el Clausura 2015 se buscará al equipo que, tentativamente, se medirá en la Final del torneo a las Águilas, el domingo 31 de mayo; partido que se celebraría en la cancha del Estadio Azteca, pues América está llamado a robar la Liga y jugar el partido por el título como local.

"¡Qué bueno que la vara está alta, eso te hace exigirte mucho más!", dijo Matosas el día de su presentación. Gustavo es un tipo que conoce el medio, de hecho fue él quien le puso un alto total al América de Miguel Herrera. El entrenador uruguayo venció a las Águilas que tanto gustaban en la Final del Apertura 2013, su estilo se impuso y no dejó dudas. Él y su León evitaron que América fuera bicampeón.

A Gustavo se le pedirá que gane, pero también que lo haga de una manera que guste a la afición americanista, que el hincha se sienta identificado con lo que ve en la cancha y que tenga la satisfacción de que su equipo es un cuadro de garantías. Con Mohamed la opinión era dividida, la directiva y la afición tenían la satisfacción de verse en la parte alta de la tabla general, pero la manera en la que el equipo jugaba no terminaba de satisfacer.

Los retoques que sufrió la plantilla la hacen ver como una de las mejor diseñadas. No hay huecos, de los jugadores que causaron baja, porque solo Jesús Molina se había convertido en un jugador constante. Su lugar le pertenece a Cristian Pellerano, un mediocampista al que se le ubica entre los mejores que hay en balompié nacional.

La salida de Miguel Layún estaba prevista, el ex capitán de las Águilas terminó desempeñando labores de volante ofensivo, por derecha o izquierda. Rubens Sambueza, Michael Arroyo, Darwin Quintero, incluso Osvaldo Martínez harán esas funciones.

Para el puesto de Luis Gabriel Rey se trajo a Darío Benedetto, el Canguro no marcó un solo gol el curso pasado y el Pipa hizo nueve. Luis Ángel Mendoza vivió en la intermitencia, para esa baja los chicos de casa como Martín Zúñiga, Israel Dávalos y otros más serán los que gocen de minutos.

La inversión realizada para reforzar al equipo campeón ha sido reconocida por todos los sectores

(se habla de 25 millones de dólares invertidos); es más, en sus tres títulos anteriores en torneos cortos no se había reforzado tanto para refrendar su campeonato y ahora nadie duda que este conjunto se hizo de buenos jugadores que incrementarán su potencial, por esta misma razón al cuadro de Coapa se le ve como el candidato más serio para ser campeón.

El jueves se le preguntó al entrenador americanista si este equipo está diseñado para ganar, gustar, golear y arrollar en la Liga, el timonel respondió que ese pensamiento la perecía "una idea presuntuosa y que puede llegar hasta ser soberbia, nunca hablaría de un equipo así... todos los equipos en México son muy parejos, y la responsabilidad nuestra (cuerpo técnico) es que esa idea no prenda en el equipo, en este equipo hay que correr parejo para la recuperación de la pelota y para la creación de futbol; lo demás me suena a cuento chino".

Podrá ser o no cuento chino, pero a América no se le pedirá ser protagonista, tiene que serlo, no se le pedirá que pelee los primeros puestos, tiene que gobernar el campeonato. No se le pedirá un juego parsimonioso y efectista, tendrá que mostrar una versión más estética y valiente en la parte ofensiva.

De no hacerlo el entorno empezará a enrarecerse, surgirán las incómodas comparaciones.

Antes de que lleguen las mismas basta recordar que el torneo pasado el equipo perdió el invicto en la Jornada 7; que desde la Jornada 3 hasta el final del torneo no cedió el liderato de la competencia; que durante todo el torneo peleó por ser la mejor ofensiva. Que cuando vio su hegemonía amenazada en la Liguilla, fue un equipo capaz de reinventarse para doblegar los dimes y diretes internos. Ahí los retos y los números a superar.

Tiene razón Gustavo, los otros 17 equipos no le concederán facilidades, dejarán todo el sudor, sacarán fuerzas cuando parezca que ya no las hay, incrementarán su espíritu de competencia para derrotar a América, pero eso ha sido siempre, así que el campeón deberá encontrar soluciones para todo ello, sin importar el rival, el campo, el clima, la hora o cualquier otra situación. Está en el ADN de su entrenador y de la propia institución.

Los Contendientes

TIGRES, MONTERREY, TOLUCA

Además de ser los equipos que llegaron a las semifinales del torneo anterior, son plantillas que cuentan en sus fi las con jugadores de talento y que tuvieron incorporaciones para potencializar sus conjuntos, sus entrenadores tienen buen conocimiento de sus jugadores y pueden hacerlos explotar en cualquier momento. Ricardo Ferretti buscará la revancha, Carlos Barra recibió un voto de confianza y conoce de sobra la mecánica del club. Pepe Cardozo tiene que dar el do de pecho.

CRUZ AZUL, PUMAS, ATLAS, SANTOS

Son equipos que si logran enrracharse tienen la capacidad para ser una piedra en el zapato, algunos por su historia están llamados a ofrecer batallas épicas. Luis Fernando tena tendrá que hacer una reinvención de Cruz Azul y sepultar la losa de 17 años sin gloria. Memo Vázquez tendrá que mantener la inercia con la que cerró el torneo y Tomás Boy debe hacer que su equipo dé el salto de calidad. Pedro Caixinha ejecutó una limpia y ahora tendrá que reorganizar el club sin los pesos pesados.

PACHUCA, LEÓN, MORELIA, QUERÉTARO, TIJUANA, CHIAPAS

Algunos cambiaron de entrenador, otros apuestan por la continuidad. Diego Alonso (Pachuca) y Juan Antonio Pizzi (León) tendrán su primera experiencia en México y habrá que ver cuánto les cuesta la adaptación. Alfredo Tena vuelve a la escena. Ignacio Ambriz tendrá que liárselas sin Camilo Sanvezzo y con el control que pueda tener sobre Ronaldinho. Daniel Guzmán tiene que hacer resurgir a Xolos, y Sergio Bueno confirmar el buen juego de Chiapas.

CHIVAS, UDEG, PUEBLA, VERACRUZ

Equipos que antes que otra cosa tienen la mente en la tabla porcentual. Chepo de la Torre deberá hacer que sus Chivas jueguen mejor y que peleen cada punto como si se le fuera la vida en ello. Alfonso Sosa tiene una misión muy dura, pero no imposible si logra enchufar a los Leones Negros. El Profe Cruz es un técnico calado, llega a un banquillo caliente en Puebla, pero sabe manejar estas situaciones. Carlos Reinoso asume el papel protagónico para evitar que los Tiburones Rojos naufraguen.