América, el dilema en el mediocentro

Contra Chiapas, Ignacio Ambriz deberá decidir si mantiene al Chepe Guerrero en la media de contención, o si William da Silva vuelve al once luego de acabar su suspensión de tres partidos 

Daeniel Guerrero y William da Silva
Daniel Guerrero y William da Silva (Mexsport )

CIUDAD DE MÉXICO

Ignacio Ambriz dominó los secretos del medio campo, el entrenador de América mandó en la cintura de Necaxa y de la selección mexicana, conoce la intimidad de la posición, la valía de tener un buen medio de contención que dé soporte al equipo.

Muchos entrenadores suelen decir que quien domine el medio campo dominará el juego y estará más cerca de la victoria.

En el medio campo, América cuenta con jugadores de buen pie, tipos habilidosos y desequilibrantes, solidarios con las tareas defensivas. Por esa zona de la cancha se mueven Rubens Sambueza, Andrés Andrade, Osvaldo Martínez y Daniel Guerrero, éste último es quien debe compensar al equipo, leer los momentos de los juegos, saber a qué hora debe ir a apretar y cuando replegarse.

En esa zona también habita William da Silva, el mediocampista que llegó como refuerzo en el pasado invierno y que vino a complementar una zona que había quedado disminuida por la fractura de tibia que sufrió Javier Güémez en las semifinales contra Pumas.

Si bien William tiene más características de volante, Ambriz optó por ubicarlo en la media de contención. El Clausura 2016 ha sido un torneo de cambios en el puesto del recuperador, el sistema de Ambriz procura dos mediocentros.

Cuando Guerrero aparece es quien más ejerce las labores de escoba; cuando le toca el turno a William, el brasileño hace un poco más dinámico al equipo, siempre y cuando se coordine con Osvaldo Martínez para que uno se mantenga más retrasado.

El centrocampista paraguayo es inamovible en su posición, porque es quien organiza la salida del equipo y mezcla con los dos volantes abiertos (Sambueza y Andrade) para llevar el balón al campo enemigo.

Ambriz arrancó el torneo con Chepe jugando de titular los tres primeros partidos, dando continuidad a su idea futbolística del curso pasado, pero en el juego con Pachuca de la Jornada 3, Guerrero se fue de cambio al medio tiempo.

Ese día fue relevado por William, había llegado la hora del brasileño, que hasta entonces solo había tenido algunos minutos.

En la Jornada 4, Da Silva asumió la titularidad en la victoria contra Dorados, a Nacho le gustó el funcionamiento del medio campo y mantuvo la línea para el juego contra Santos.

El Chepe, quien no jugó en la Jornada 4, entró apenas 8 minutos en la fecha 5. Guerrero volvió a la titularidad en la Jornada 6 (Veracruz) por una lesión muscular de William, la cual le impidió al brasileño hacer el viaje al Puerto.

Pero para el juego contra Cruz Azul de la Jornada 7, Ambriz volvió a echar mano de Da Silva en la foto de inicio. Un indicativo de que le había encontrado la cuadratura a lo que buscaba en media cancha. Pero la historia del mediocentro americanista dio un vuelco inesperado en la Jornada 8, en la visita a Tigres.

Aquella tarde, Ambriz mando a Guerrero y William de titulares en el Volcán, el equipo se desmoronó en los últimos minutos y Da Silva fue expulsado, el brasileño fue sancionado con tres partidos: uno por doble amarilla y recibió otro par de juegos por “insultar soezmente a los oficiales del partido”.

Ambriz tuvo reordenar la cintura de su equipo, Chepe volvió al plano protagónico, volvió a asumir las funciones de mediocentro con las Águilas y los resultados fueron positivos.

En la Jornada 9 América venció a Morelia, en la 10 se impuso en el Clásico Nacional a Chivas y en la 11 triunfó ante León. Resultados que relanzaron al conjunto americanista hasta la tercera posición de la tabla. Dice una de las frases clásicas que “equipo que gana repite”; en el caso de América, Nacho volverá a hacer algunos ajustes, Paolo Goltz ya cumplió su juego de sanción, por lo que volvería al equipo titular.

Pero en el centro del campo tendrá que tomar una decisión que puede marcar lo que resta del torneo: Mantiene a Daniel Guerrero como titular y le da secuencia a la idea que ha funcionado en los últimos compromisos o vuelve a apostar por William da Silva.

Ambriz conoce los secretos de la posición, Chepe ha sido paciente, aguantó la banca y volvió a la titularidad por sus fueros, los resultados le han acompañado. William se fue a la congeladora por una sanción, parecería que el brasileño tendría que volver a pelear por el puesto.

Solo Ambriz sabe la respuesta al dilema del mediocentro americanista, contra Chiapas se sabrá su decisión.