Chivas no pudo con Veracruz en 'El Puerto'

El Rebaño pareció local fuera de casa y dominó a los Tiburones del Veracruz, pero no pudo convertir en gol ninguna de sus llegadas

Crónica Veracruz vs. Chivas
Crónica Veracruz vs. Chivas (Mexsport)

México

Tanto fue el cántaro al agua, que no pasó nada. El ataque de Chivas fue constante y sonante, pero el gol nunca cayó. Centros al área, disparos de media distancia y un mano a mano que hubiera cortado con la sequía goleadora del capitán Omar Bravo terminaron en intentos fallidos. El Rebaño empató a cero un partido muy ganable, ante un Veracruz con poca ambición.

De entrada, el equipo tapatío mostró hambre de triunfo. Desde los primeros minutos los rojiblancos se pusieron como objetivo pisar el área rival. Desde medio campo, Jesús Sánchez e Israel Castro proyectaban balones por las bandas buscando a Carlos Fierro y a Ángel Reyna, que se toparon con una zaga jarocha bien ordenada.   

Antes de que el cronómetro marcara los 10 minutos de acción, el primer aviso fue de Jesús Sánchez, quien se animó a disparar desde fuera del área y el balón pasó cerca del poste derecho del guardameta Édgar Melitón.

Cuando Veracruz reaccionó, comenzó el show de un veloz Daniel Villalba, quien hizo amonestar a Néstor Vidrio y a Jesús Sánchez, obligados a detenerlo por las malas cuando enfilaba hacia la portería rojiblanca. Con múltiples centros al área, el dominio era tapatío, pero el peligro real lo generaban los jarochos.

En la primera jugada clara de los Tiburones, Keko Villalba se encarreró por derecha para sacar un centro al área, preciso a la ubicación de Andrade, quien remató de cabeza y provocó el lance de Toño Rodríguez, quien se lanzó y sacó el esférico con las yemas de los dedos. Minutos después, el arquero rechazaría un potente cobro de tiro libre de Andrade.

En el segundo tiempo el partido se reanudó con la misma tónica, la insistencia y la posición era del visitante, mientras Veracruz se paraba bien en la cancha y apostaba por un estilo paciente y oportunista.

Una triangulación entre Bravo, Fierro y Reyna fue cortada por la oportuna zancada de Jehú Chiapas, quien punteó el balón cuando Ángel se dio la media vuelta y se disponía a fusilar dentro del área. Chivas fue tomando confianza y el dominio se transformó en agobio. Sólo faltaba meterla.

La oportunidad de oro llegó al 70’. Cuando reculaba con la intención de ponerle hielo a una jugada, Óscar Mascorro cayó al césped y Omar Bravo se quedó mano a mano con Melitón. El portero veracruzano se tendió y de un manotazo despojó del balón al delantero cuando éste intentó recortarlo. Fue la última jugada del capitán chiva, que se retiró del campo para darle entrada a Aldo de Nigris.

Después de esto, no hubo mucho que contar. Un disparo de larga distancia de Ángel Reyna y un centro al área sin rematador del Veracruz le dieron cierre a un partido que se alargó de más cuando el público en las tribunas bostezaba y esperaba al cantante ranchero Pablo Montero, quien por el mismo precio del boleto se encargó de ofrecer el espectáculo en Veracruz.