San Luis, con competencia

Los Cardenales han dominado la División Central de la Nacional en los últimos dos años, pero los Piratas y Cachorros parecen preparados para disputarles el cetro este 2015.


Cardenales de San Luis
Cardenales de San Luis (AP)

Ciudad de México

Los Cardenales de San Luis están acostumbrados a dominar la División Central de la Nacional y desde 1996 se han quedado con nueve títulos, e incluso cuando no son los monarcas, se las han arreglado para calificar como comodín.

Sin embargo, Pittsburgh y Cachorros han hecho lo necesario en pretemporada para terminar con ese reinado. Los Cardenales avanzaron hasta la Serie de Campeonato de la Nacional, una instancia habitual para ellos, ya que lo han conseguido en las últimas cuatro temporadas, y el reto es el mismo: el título de Grandes Ligas.

Para repetir, los de Mike Matheny dependen de los veteranos bateadores Yadier Molina, Jhonny Peralta, que tuvo 21 jonrones la campaña anterior, y Matt Holliday, además del nuevo aire que aportará Jason Heyward, adquirido en un cambio con los Bravos para ser el segundo en el orden y contribuir a la defensiva en el jardín derecho.

Pero la mayor responsabilidad será para el pitcheo, que tiene como estrella a Adam Wainwright, quien tuvo 20 victorias el año anterior, además de un PCL de 2.38, y que cuenta con el apoyo de John Lackey, quien llegó para la segunda mitad del 2014 y tuvo apenas tres victorias.

No obstante, las mayores dudas son en torno a Michael Wacha, quien tuvo una aparición de ensueño en las Mayores, cuando en su temporada de debut se llevó el premio al Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Nacional, pero en 2014 tuvo récord de 5-6 y un PCL de 3.20, además de permitir el cuadrangular que mandó a los Gigantes de San Francisco a la Serie Mundial.

El principal candidato para pelear por el primer lugar es Pittsburgh, que tiene dos viajes a playoffs consecutivos, pero debe dar el siguiente paso y trascender, sobre todo con Andrew McCutchen, una de las estrellas de la Liga, y tercero en la votación del MVP de la Nacional tras sumar 172 imparables, 83 producidas y 25 jonrones.

En el lado de los lanzadores, tanto Francisco Liriano como el recién llegado A.J. Burnett tuvieron marca negativa, pero la novedad fue Gerrit Cole, quien en su segunda campaña en las Mayores registró un 11-5 y se mostró como un pitcher confiable.

Por su parte, los Cachorros arrastran una maldición que parece eterna, sin título desde 1908, pero sumaron a Joe Maddon, el exitoso mánager de los Rays de Tampa Bay que espera repetir las hazañas en Chicago; junto a él, a cambio de 155 millones de dólares, llegó el abridor Jon Lester y sus dos anillos de campeón.

Por si fuera poco, la película Volver al Futuro pronosticó un título para esta novena en 2015. A la ofensiva Maddon puede explotar una de sus mayores virtudes: pulir el talento joven, Anthony Rizzo y Starlin Castro fueron al Juego de las Estrellas y tienen menos de 25 años, y otros peloteros amenazan con explotar. Del lado de los lanzadores el mánager se apoyará en Lester, y en Jake Arrieta, que tuvo récord de 10-5 en 2014. Hay altas expectativas en Chicago.

Milwaukee se deshizo del mexicano Yovani Gallardo, pero si las lesiones no lo afectan como el año anterior, podrán dar más de un susto, y los Rojos de Cincinnati apuestan a contar toda la temporada con su estrella, Joey Votto, quien apenas disputó 62 partidos en 2014.