Rusia defiende riesgoso plan de alojar equipos en Chechenia

Grozny, la capital de Chechenia, forma parte de la lista preliminar de sedes para alojar  selecciones para el Mundial de Rusia 2018, por lo que el país anfitrión defendió esta idea, a pesar del inminente riesgo 


Cartel de la Copa del Mundo Rusia 2018
Cartel de la Copa del Mundo Rusia 2018 (FIFA)

Ciudad de México

Los organizadores de la Copa del Mundo en Rusia defendieron el miércoles la posibilidad de que algunos equipos participantes del torneo en 2018 se alojen en regiones del turbulento Cáucaso norte, como Chechenia.

Grozny, la capital de Chechenia, está en una lista preliminar de sedes para las concentraciones de las selecciones, pese a que al menos 20 personas murieron el pasado diciembre en un tiroteo entre la policía y milicianos islámicos.

Otra posible sede para albergar equipos es Majachkalá, en la vecina región de Daguestán, donde también hay una insurgencia islámica. En años recientes, la UEFA obligó al club local Anzhi Majachkalá a jugar sus partidos por torneos europeos en Moscú, debido a los problemas de seguridad en Majachkalá.

"Habrá inspecciones, pero estoy seguro de que habrá equipos que prefieran a Grozny o Majachkalá u otras ciudades en las que tengan buenas relaciones con los administradores", dijo el miércoles a la AP el director ejecutivo del comité organizador local, Alexei Sorokin. "Tenemos todas las garantías de las autoridades regionales de que la seguridad será del máximo nivel".

Las ciudades que albergarán a selecciones tienen que ser aprobadas por la FIFA, dijo Sorokin, y agregó que ese proceso se enfoca en la disponibilidad y calidad de los hoteles.

La idea de albergar equipos en ciudades como Grozny también cuenta con el respaldo del ministro de Deportes, Vitaly Mutko, quien la considera una forma de que la Copa del Mundo llegue a toda Rusia.

Mutko dijo que la FIFA respaldó la inclusión de Grozny en una lista preliminar de posibles sedes para las selecciones.

"Respaldaron a Grozny y les gustó", afirmó el martes en rueda de prensa.

La FIFA dijo a la AP en un comunicado que el organismo y los organizadores rusos "siguen en el proceso de elaborar una lista de sedes de concentración para la Copa del Mundo de 2018. Por lo tanto, no estamos en condiciones de dar más detalles por ahora".

Rusia libró dos guerras contra separatistas chechenos, en la década de 1990 y a principios de la de 2000. La situación de seguridad se ha tranquilizado bajo el mando del jefe regional Ramzan Kadyrov, quien está acusado de numerosos abusos de los derechos humanos.

Kadyrov había propuesto a Grozny como sede de partidos, aunque la ciudad nunca fue propuesta por las autoridades rusas durante su candidatura.

Grozny y Majachkalá tienen clubes en la liga rusa de fútbol, y han tenido pocos incidentes relacionados con el deporte en años recientes.

Los jugadores del club Terek de Grozny viven en Chechenia, pero los de Anzhi vivían en Moscú en un período en el que gastó mucho dinero para atraer a figuras internacionales como Samuel Eto'o y Willian. Los futbolistas volaban a Majachkalá para sus partidos como locales y luego volvían a la capital rusa.