Romano asegura que Puebla logró su objetivo

El técnico camotero aseguró que el objetivo en Cancún era no perder, debido al tema porcentual.

ROMANO
ROMANO

CANCÚN

Con su planteamiento sobre la cancha, Puebla logró lo que buscaba, no perder ante un rival directo en el tema del descenso y mantener la ventaja de 10 puntos sobre el Atlante.
Eso le dará la tranquilidad al equipo para enfrentar la siguiente parte del torneo, afirmó el entrenador del conjunto de La Franja, Rubén Omar Romano.

"Jugamos un partido de descenso, no regalando nada, ninguna pelota darla por perdida y todos corriendo", indicó en conferencia de prensa al término del partido que su equipo empató sin goles ante el Atlante, como visitante.

Dijo que se van de esta ciudad con la tranquilidad de lograr un empate que les permite mantener ventaja de 10 puntos sobre el equipo azulgrana.

El Atlante y el Puebla igualaron sin goles en el cierre de la jornada 8 del torneo clausura del futbol mexicano.

Según dijo, aunque se tuvo que sacrificar un poco su propuesta de juego, el Puebla logró su objetivo de no perder, que además por momentos generó mejor juego en la primera mitad y que si bien en el segundo lapso se les complicaron las cosas, el propio rival les facilitó el panorama jugando al pelotazo.

Asimismo, añadió que en un partido tan disputado, de mucho contacto y faltas del rival, el Puebla se brindó, mostró gran actitud y aunque no tuvieron muchas oportunidades de gol, el rival tampoco las tuvo.

"En síntesis, fue un partido de descenso que nadie quiere regalar nada, con un resultado que nos deja tranquilos", anotó.

También comentó que era muy importante para el equipo soportar los minutos finales pues ya tiene la experiencia de perder varios puntos cuando los partidos ya están por concluir.

Rubén Omar Romano consideró también que el equipo se comportó bien, que lo mejor estuvo en la primera mitad y que incluso tuvieron momentos para lograr más profundidad.

"Se jugó mucho mejor el primer que el segundo tiempo, mantuvimos el orden, pero no tuvimos opciones de gol, pero ellos tampoco", insistió.

El técnico reconoció que en ese tipo de partidos se sacrifica mucho la propuesta ofensiva que siempre pretende estructurar en sus equipos, pero que en esta ocasión por las condiciones del partido, era más importante no permitirle al rival que se les acercara.

"Afuera es muy fácil ver las cosas, la presión con los jugadores es fuerte, sin embargo, hoy después de este partido, seguramente va a ver liberación en cuanto a muchas cosas de los jugadores y vamos a poder brindar otro tipo opciones como ante el Cruz Azul, con la idea que siempre tengo, pero hoy era un partido difícil", apuntó.